El equipo vuelve a entrenarse con mucha carga de trabajo

Varios fútbolistas de la primera plantilla realizan un ejercicio de velocidad durante la sesión matinal. /  E. A.
Varios fútbolistas de la primera plantilla realizan un ejercicio de velocidad durante la sesión matinal. / E. A.

El partido del miércoles ante el Vetusta será en El Requexón, mientras que está pendiente el campo del sábado ante el San Sebastián de Los Reyes

R. J. GARCÍA OVIEDO.

La segunda semana de pretemporada para los azules comenzó ayer con una importante carga de trabajo para los futbolistas en las dos sesiones que dispuso el cuerpo técnico.

En las sesiones de ayer tanto Carlos Martínez como Borja Sánchez, que la pasada acabaron con problemas físicos, se fueron incorporando al trabajo del grupo y en la sesión de la tarde trabajaron casi con normalidad. También trabajaron con el recuperador, Nacho Gonzalo, en el inicio del entrenamiento de la mañana. Se espera que en los próximos días vayan entrando en el trabajo normal del equipo. Los que no estuvieron fueron los jugadores del filial Viti y Jimmy. Tampoco estuvo Prendes, cuya plaza la ocupó Josín.

La sesión matinal tuvo como protagonista el trabajo físico, con una alta exigencia por parte de Marcos Marcén, el preparador físico. Luego, una vez más Anquela trabajó la táctica.

En la sesión de la tarde el balón fue el que tuvo más peso en el trabajo. Como había anunciado Anquela el sábado ensayó con distintos sistemas de juego. El más utilizado en la sesión vespertina fue el 1-4-3-3. La intenció del técnico es seguir probando distintos sistemas para poder adaptarse a lo largo de la temporada a las circunstancias de los rivales y, sobre todo a los jugadores de que disponga y los momentos de forma en que se encuentren.

En uno de los equipos en el lateral derecho alternaron Carlos Martínez y Jorge Mier, con Mossa en el izquierdo. Los centrales fueron Carlos Hernández y Josín. En la línea de tres centrocampista estuvieron Borja Sánchez, Folch y Asier, mientras que más avanzados estaban Ernesto, Toché y Boateng.

En el otro equipo Lucas y Diegui Johannesson fueron intercambiándose en el lateral diestro, con Lobato en el izquierdo y Forlín y Christian en el centro. La línea medular la formaron Javi Muñoz, Edu Cortina y Tejera, mientras que más avanzados estaban Aarón Ñíguez, Steven y Saúl Berjón.

El equipo mantendrá esta semana las dos sesiones diarias, salvo el jueves en la que será únicamente matinal. Lo que ya se ha decidido es que el partido de mañana ante el Vetusta se dispute a las 18.30 horas en las instalaciones de El Requexón. Será la primera prueba del equipo de 90 minutos, después de que el pasado sábado, por la tarde, el equipo disputara un partidillo de entrenamientos entre los componentes de la plantilla, con dos tiempos de 20 minutos, ya que la carga de trabajo de la semana no permitía un esfuerzo mayor para los jugadores.

El siguiente compromiso del equipo será el sábado ante otro rival de Segunda B, el San Sebastián de los Reyes. El escenario de este encuentro está aún por determinar.

Por otra parte, tras el entrenamiento matinal de hoy está previsto que el jugador de la primera plantilla Mossa visite a los niños que participan en el campus del club, que ayer inició su tercer turno en las instalaciones Tensi.

 

Fotos

Vídeos