«Hay que ganar, es lo único que se pretende»

Anquela observa el entrenamiento con su cuaderno de ejercicios en la mano izquierda. / ELOY ALONSO
Anquela observa el entrenamiento con su cuaderno de ejercicios en la mano izquierda. / ELOY ALONSO

Anquela pide al nuevo año salud para sus jugadores y que la fortuna les acompañe en forma de acierto en momentos puntuales

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

Salud y acierto son las dos cosas que Juan Antonio Anquela le pide al nuevo año para su equipo. El técnico azul ofreció ayer su primera rueda de prensa de 2019 y aprovechó para hacer hincapié en que el equipo no viene jugando mal en las últimas jornadas, pero en ellas le faltó lo más importante, lo único importante, que son los resultados.

El técnico reconoció que el sistema que más le gusta es el 4-2-3-1 con el que ha ensayado durante la semana. Un dibujo táctico con dos delanteros, uno de ellos un poco más retrasado en la mediapunta.

El entrenador está contento con lo que se encontró en el equipo a la vuelta de las vacaciones y la forma en la que sus jugadores encararon los entrenamientos de esta semana semana, tras el descanso. El jienense aseguró que «los chavales han vuelto con muchas ganas y mucha ilusión». En este sentido, aprovechó para recordar que eso no es nada nuevo, ya que los vio en los entrenamientos «como siempre, antes de irse, salvo un día o dos, hemos entrenado siempre a tope, con fuerza en todo lo que hemos hecho». Aunque reconoció que los marcadores no respondieron a lo que le hubiera gustado. «Los partidos no han salido como hemos querido», apostilló.

Más información

El equipo acabó el pasado año en la peor racha de resultados de la temporada, por lo que varios jugadores apuntaron que el descanso les podía venir bien. Anquela evitó ayer pronunciarse sobre si esa pausa navideña había llegado en el momento oportuno para cortar la mala racha del equipo y volver con las pilas cargadas para el resto del campeonato. «No sé si el parón vino en buen momento», señaló antes de insistir en dejar claro que los resultados no se correspondieron en las últimas jornadas con el juego y las sensaciones que dejaba el equipo en los partidos. «No ganábamos, pero el equipo estaba haciendo las cosas relativamente bien», señaló. Por eso reiteró que «lo único que vale son los resultados». «Hay que ganar y eso es lo único que se pretende», concluyó el entrenador oviedista.

Ahora el técnico jienense tiene muy claro lo que quiere en el 2019. «Al año nuevo pido tenerlos a todos, en primer lugar», dijo en referencia a la recuperación de los lesionados que hasta ahora fueron muchos y le impidieron dar continuidad al equipo en muchas jornadas. Además, evitó hablar de que cambiara la suerte, pero sí dijo que esperaba «fortuna traducida en acierto», que a su juicio «es lo único que nos ha faltado en momentos puntuales».

En cuanto a la salud que pide para los jugadores, para el encuentro del lunes ha recuperado efectivos y eso le permitirá tener más variantes de juego. «Tenemos más posibilidades y recuperamos a gente importante», indicó, pero dejó claro que «de eso, no nos hemos quejado jamás». Al contrario, indicó que «con mi equipo voy al fin del mundo» y solo pone una condición, que es que cuando «uno se ponga la camiseta del Real Oviedo, tiene que salir a pelear y morder».

El técnico ensayó esta semana con un 4-2-3-1 que esta temporada apenas pudo usar por las bajas y recordó que es el sistema «con el que he jugado siempre». «Dos delanteros y un segundo delantero en la mediapunta», expuso, aunque recalcó que «hay que adaptar al equipo a lo que más nos convenga. Estamos dando muchas vueltas». El jienense considera que «en líneas generales, siempre hemos estado ordenaditos y bien armados». «En algún partido no han salido las cosas bien, pero creo que hemos hecho las cosas medianamente bien», agregó.

Respecto a la posibilidad de que Joselu pueda ser el segundo delantero, explicó que el onubense «me vale para segunda punta, pero hay que ver cuánto lleva sin jugar, hay que andar con cuidado». Además, insistió en que «las cosas las pensamos y planificamos, luego se te tuercen en cualquier momento».

Sobre el rival de mañana destacó que «el Numancia es prácticamente lo mismo del año pasado. Está luchando y peleando como el año pasado», explicó el andaluz, que recordó que jugaron liguilla de ascenso y que «siguen prácticamente los mismos». «La gente que ha venido está aportando. Es un muy buen equipo», precisó.

Además, no cree que sea solo un equipo peligroso a través de la posesión de balón: «Tiene para hacer todo, para jugar directo y para salir a la contra. En el medio tiene para jugar muy bien».

 

Fotos

Vídeos