Real Oviedo

Real Oviedo | La historia se vuelve a repetir al final

Carlos Martínez, que disputó en Pamplona su último partido con la camiseta oviedista, presiona a Clerc en presencia de Viti. / CARLOS GIL
Carlos Martínez, que disputó en Pamplona su último partido con la camiseta oviedista, presiona a Clerc en presencia de Viti. / CARLOS GIL

El Real Oviedo llegó a la última jornada con opciones de 'play off', pero se quedó una vez más fuera | La irregularidad del equipo fue clave para no poder cumplir el objetivo de estar entre los seis primeros por cuarta temporada

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La historia se volvió a repetir. El Real Oviedo se volvió a quedar fuera del 'play off' en un mal final de temporada. Desde su regreso a Segunda hace cuatro campañas, los azules han logrado coquetear con los seis primeros puestos pero no han logrado finalizar el campeonato liguero en ellos.

Esta temporada el equipo llegó de nuevo a la última jornada con opciones de alcanzar la sexta posición, pero al final se quedaron a cinco puntos de ella, los mismos que le separaron del objetivo en la temporada del regreso a Segunda División. La vez que más cerca quedaron los azules fue la pasada, en la que solo el 'golaverage' particular con el Numancia le impidió meterse en el 'play off'. Además, los azules lograron su mejor registro de las cuatro temporadas con 65 puntos, dos más que en la presente.

Esa circunstancia hizo que en el club se apostara por la continuidad y así fue como al día siguiente de finalizar la competición se anunció que Juan Antonio Anquela repetía en el banquillo. Además, se decidió mantener el grueso de la plantilla y los jugadores que más minutos habían tenido también permanecieron en el club. Todos ellos con contrato en vigor, salvo Christian Fernández, al que se le renovó para que siguiera esta campaña otra vez en el equipo.

El principal cambio para afrontar esta temporada fue la apuesta por una plantilla corta, que abriera las puertas a los jugadores del filial. Así las cosas el primer equipo quedó formado por 18 jugadores. En noviembre se produjo la salida del club de Aarón Ñíguez, cuya marcha fue cubierta por Omar Ramos, al que las lesiones impidieron aportar lo que de él se esperaba. Luego en el mercado de invierno se marchó Boateng al Alcorcón y su ausencia fue cubierta por Jimmy, que en la fase final del campeonato fue uno de los jugadores más importantes para el equipo.

Más Real Oviedo

A lo largo de toda la temporada, los azules siempre estuvieron en la zona media o alta de la clasificación. El peor puesto que los oviedistas ocuparon en todo el campeonato fue el decimotercero, al que cayeron en la cuarta jornada de Liga, tras la derrota en casa por 0-4 frente al Zaragoza. Por el contrario, al mejor puesto llegaron en la segunda jornada de Liga, cuando se situaron terceros tras su contundente victoria en Córdoba.

Los carbayones solo estuvieron en cuatro jornadas en puestos de 'play off'. Fueron tras la segunda y tercera jornada, así como en la veinticinco y veintiséis.

La plantilla corta pasó factura en algunas fases del campeonato, en las que el equipo llegó a tener hasta siete bajas. Ese contratiempo limitó el margen de maniobra de Juan Antonio Anquela en algunos de los partidos.

El primer momento crítico para el equipo fue en la recta final de la primera vuelta, en la que enlazó cuatro jornadas sin ganar, entre la dieciséis y la diecinueve. Con un empate en Las Palmas, derrota en casa ante el Almería, derrota en Granada y empate ante el Málaga, Anquela estuvo muy cuestionado.

El equipo reaccionó tras el parón de navidad y encadenó cuatro victorias, que le volvieron a meter en la pelea. Sin embargo, volvió a caerse entre las jornadas veintisiete y treinta y cinco, cuando solo logró una victoria. Finalmente, el empate en el Carlos Tartiere ante el Córdoba propició la salida del banquillo de Anquela. Llegó Sergio Egea para afrontar su segunda etapa, a falta de siete encuentros y con el objetivo de alcanzar el 'play off'.

El balance del argentino en el banquillo se cerró el pasado sábado en Pamplona, con tres victorias, tres derrotas y un empate, lo que a la postre no fue suficiente para alcanzar el reto de clasificarse para pelear por el ascenso. Una vez más, los azules se quedaron a las puertas y afrontarán una nueva temporada en Segunda.