La hoja de ruta sigue su camino

La hoja de ruta sigue su camino
Juanjo Carretero y Juan Antonio Anquela, pensativos en un entrenamiento. / SEMEYA PRESS

El club tiene varios frentes abiertos y operaciones avanzadas para cumplir las pretensiones de Anquela

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

Una semana después de acabar la temporada para el Real Oviedo, la hoja de ruta del club para la planificación deportiva está trazada. El objetivo ahora del club es ir poco a poco cumpliendo etapas dentro de un plan que quedó claramente definido el pasado domingo.

Unas horas después de que el equipo se quedara a un gol de entrar en el 'play off' la entidad dio los dos primeros pasos, probablemente los más importantes: la renovación del secretario técnico Ángel Martín y el entrenador, Juan Antonio Anquela. Tras hacer públicas esas dos decisiones comenzó el trabajo de puertas adentro.

La otra noticia que ha trascendido es el estado contractual de la plantilla. El resto de los movimientos no han salido a la luz y se llevan con la discrección habitual en la entidad ovetense desde la llegada del Grupo Carso.

Una de las primeras gestiones que se hizo fue, el pasado lunes, reunirse con todos los jugadores de la plantilla y trasladarles la intención del club respecto a su futuro. Entre los jugadores con contrato en vigor la entidad trasladó a varios de ellos que no cuentan para la próxima temporada y se les emplazó a negociar su salida. En ese sentido hay casos que son claros, como los de Valentini, Verdés y Pucko, con los que el club no cuenta en ninguna circunstancia. Luego a otros, como Hidi y Cotugno, se les comunicó que lo mejor para ellos sería buscar una salida, ya que no entran en los planes de Anquela, al igual que apenas contaron en la campaña recién finalizada.

El resto, Alfonso, Diegui Johannesson, Forlín, Carlos, Hernández, Aarón Ñíguez, Folch, Toché, Saúl Berjón, Rocha y Mossa, cuentan para el entrenador. Aunque en el caso de Rocha, el propio jugador podría buscar una salida, consciente de que el club esta buscando jugadores para su posición y podría tener mucho menos protagonismo que la pasada temporada.

Más Real Oviedo

Entre los que acaban contrato (Varela, Linares, Juan Carlos, Mariga y Christian Fernández), el club solo ha mostrado interés en la continuidad del cántabro Christian Fernández, con el que ya se iniciaron las negociaciones para la renovación hace unos días.

El resto de los jugadores son los tres cedidos, que volverán a sus equipos de origen. Fabbrini, al Birminghan City; Yeboah, al Manchester City, y Olmes García, al América de Cali.

Una vez que los jugadores de la pasada campaña tenían claro su futuro y lo que el club tenía previsto para ellos, el reto es cerrar los acuerdos para la rescisión y comenzar con las incorporaciones. En las salidas no parece que pueda haber acuerdos inminentes, ya que el modo habitual de actuar en estas situaciones es que los jugadores busquen un equipo en el que continuar su carrera y luego alcanzar el acuerdo de rescisión con el conjunto ovetense para confirmar su baja.

En cuanto a las incorporaciones el club tiene claro el perfil de jugadores que busca, que son prioritariamente futbolistas con experiencia en la categoría. La continuidad de Anquela y Ángel Martín ayuda a la hora de tener claros los nombres con los que se quiere contar. Además, el propio Ángel Martín ya tenía hecho mucho del trabajo de campo durante la temporada, en la que siguió a algunos de los futbolistas que interesan.

En los casos de varios jugadores que finalizan contrato con sus clubes, el Real Oviedo ya les habría trasladado antes del final de temporada su interés y se mantuvieron los primeros contactos con los representantes para poder cerrar cuanto antes los acuerdos e ir perfilando la temporada. Son los casos de Tejera y Boateng, con los que el club ya tiene un acuerdo, que se podría anunciar en breve.

Sin embargo, el club es consciente que hay futbolistas de los que interesan que van a querer apurar sus opciones de jugar en Primera División y por ello igual hay que esperar algo más. En ese sentido, la pasada temporada Anquela ya dejó claro que no tiene prisa para tener a todos los jugadores a sus órdenes cuando empiece el campeonato y prefiere esperar en algunos casos para poder optar a jugadores interesantes.

Falta menos de un mes para que el equipo inicie la pretemporada y el conjunto ovetense es la temporada que tiene más adelantada la planificación y también las ideas de lo que quiere para la próxima temporada. La continuidad de Anquela es una de las bases del proyecto y su opinión será determinante para la confección de la plantilla, que se espera que sea más corta que la de la pasada temporada y con jugadores que conozcan la Segunda.

Síguenos en

 

Fotos

Vídeos