La fe intacta de Anquela en Folch

La fe intacta de Anquela en Folch
Folch, de espaldas, y el resto de compañeros se abrazan tras un gol ante el Cádiz. / P. LORENZANA

El catalán fue sustituido el pasado domingo ante el Cádiz, pero es uno de los jugadores claves para el técnico en el centro del campo

R. J. GARCÍA

La confianza de Anquela en Folch es absoluta y tras el partido ante el Cádiz, en el que le sustituyó, lo volvió a ratificar. Sin embargo, lo que demostró el técnico es que no es intocable y el pasado domingo le remplazó a los 73 minutos, ya que, como luego reconoció, «no estaba fino».

El centrocampista catalán es una de las piedras sobre la que se asienta el proyecto deportivo del Real Oviedo, como lo demuestra su reciente renovación para las dos próximas temporadas, con opción a una tercera, en función de objetivos.

El catalán es una referencia en el centro del campo carbayón desde que llegara la pasada temporada temporada procedente del Reus y ha sido titular siempre que ha estado disponible. Los números del medio catalán no dejan lugar a dudas desde su llegada al fútbol profesional. Después de ser pieza clave en el ascenso del Reus se estrenó en la LFP siendo uno de los fijos para Natxo González como lo demuestran los 39 encuentros que jugó completos con el conjunto catalán.

Folch, que cumplió en Zaragoza su partido 100 en Segunda, en las dos temporadas y media que lleva, es incuestionable para Juan Antonio Anquela. Prueba de ello son las palabras que tras el encuentro ante en Lugo, el primero que jugaba como titular en Liga, cuando el técnico dijo que «de Maldini decían que era la sangre del Milán. Pues Ramón Folch es nuestra sangre y nuestra cabeza».

Más Real Oviedo

La pasada temporada en el Real Oviedo fue titular en 41 partidos y completó 39 de ellos, siendo sustituido en dos ocasiones, ambas en los minutos finales. El encuentro que se perdió fue por sanción.

Una lesión en la pretemporada hizo que el centrocampista no estuviera disponible hasta la cuarta jornada, frente al Zaragoza, que empezó el encuentro en el banquillo y disputó la segunda mitad. Desde entonces siempre fue titular, aunque con el del domingo no completó tres partidos. Fue sustituido ante Osasuna,a falta de tres minutos y expulsado frente al Nástic a falta de diez. Sin embargo, el competición le retiró una de las amarillas, por lo que pudo jugar en la siguiente jornada.

El domingo Anquela reconoció que «no estaba fino, lo tenía claro», pero a continuación volvió a reiterar su confianza en él «es imprescindible y no hay más. Hay que intentar ayudarle, no matarle, que es lo fácil» y añadió que «es un futbolista muy, muy importante».

El sábado ante el Elche todo apunta a que volverá al once, ya que sigue estando por delante de Javi Muñoz, que el domingo aprovechó los minutos que tuvo. Tras la salida de Boateng al Alcorcón, la primera plantilla solo cuenta con tres mediocentros: Folch, Tejera y Javi Muñoz, lo que ha hecho que Anquela convcara el domingo al canterano Jimmy.

No obstante, también cuenta con opciones de ocupar plaza en el centro del campo en el futuro el argentino Forlín, que ahora está lesionado, pero solo parece que puede ser un recurso para encuentros que requieran de más músculo en el centro del campo.

 

Fotos

Vídeos