Real Oviedo | Anquela: «Este equipo siempre parte con la obligación de ganar»

«Este equipo siempre parte con la obligación de ganar»
Anquela, durante su comparecencia en la sala de prensa. / ELOY ALONSO

Anquela no oculta que «es difícil» abstraerse del derbi, pero indica que el duelo «importante» es el del Nástic y huye de «una presión innecesaria»

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Archivada la derrota ante el Mallorca, en un duelo en el que Juan Antonio Anquela cree que el Real Oviedo pagó sus errores «con creces», el conjunto carbayón está totalmente centrado en el choque ante el Nástic consciente de la necesidad de rendir a un nivel alto para poder reencontrarse con el triunfo. El técnico azul subrayó que el choque ante los tarraconenses es el que aglutina toda la atención en el seno del equipo, a pesar del magnetismo que ejerce el derbi de la próxima semana en El Molinón por su relevancia.

«No hemos hablado de ese partido, hemos hablado del Nástic. Cuando pase el partido, pensaremos en el otro», aseguró el jienense, que señaló en varias ocasiones que el duelo «importante» es el de mañana, pero no ocultó que «es difícil» abstraerse del choque del encuentro del 24 de marzo en El Molinón para los jugadores que están apercibidos de sanción. «Espero que no estén pensando en ello porque sería un error muy grande», señaló el experimentado preparador andaluz, que confía en que el guión de la cita de este domingo al mediodía en el Carlos Tartiere salga como lo tiene «en la cabeza».

«Donde le hemos puesto ha rendido, pero en origen a Forlín lo trajimos como mediocentro»

«Va a ser intenso, ellos van a querer marcar el ritmo de juego porque lo saben hacer y tienen gente con muchísima experiencia, pero nosotros tendremos que poner un ritmo alto e intentar desde el primer segundo apretar», auguró el capitán de la nave azul, que aludió a la victoria del Nástic la pasada jornada ante el Albacete y su competitividad en Pamplona y La Coruña para expresar el riesgo que entraña la visita del conjunto que dirige Enrique Martín a pesar de que esté anclado a una zona de descenso de la que «es muy difícil salir».

«El Nástic nos puede ganar, igual que nosotros podemos hacerlo», señaló el preparador andaluz, que mostró su vertiente autocrítica para rememorar el tropiezo del conjunto carbayón en el feudo del Mallorca. «Al equipo le faltaron muchas cosas. Intenté meter tres por el medio porque sabía lo que hacía el rival, pero nos faltó de todo. Saber leer el partido desde el primer minuto», explicó Anquela, que precisó que el desarrollo del juego azul en Son Moix transcurrió de forma inversa a lo que «imaginaba» y confesó que esta semana ha sido «muy fácil» en comparación a la pasada por ese dilema táctico para tratar de contrarrestar «todas las dificultades» que se iba a encontrar en tierras baleares.

Más Real Oviedo

El técnico recordó que superaron a los bermellones en posesión, pero fue «ficticia» porque los azules manejaron el cuero en zonas que no entrañaban amenaza para los mallorquinistas. «Empezamos teniéndola bien y luego cometimos dos errores atrás, nos pusimos nerviosos y dejamos de hacer las cosas como las estábamos haciendo», apostilló.

«Este equipo siempre parte con la obligación de ganar, pero hay momentos en los que se puede hacer y otros en los que no se puede hacer. Tenemos que adaptarnos a la Segunda División. Lo único que hay que hacer es trabajar», proclamó acerca de las tres jornadas que encadenan sin ganar los azules, que alertó de los efectos negativos de echarse a las espaldas «una presión innecesaria» y de no tomar conciencia de lo que se encontrarán mañana: «Como el equipo no esté a un nivel alto, no ganamos y el rival nos va a penalizar. Eso lo tengo clarísimo».

La opción de Forlín

Sin Sergio Tejera por sanción, Anquela confía en que su sustituto aprovecha la oportunidad que lleva tiempo esperando y señaló que cuenta con la opción de situar a Forlín en la medular. «Donde lo hemos puesto ha rendido. Después pasamos a jugar con tres defensas y lo metimos ahí, pero en su origen lo trajimos como un mediocentro. Firmamos a una excelente persona y a un mejor futbolista», elogió al argentino el técnico jienense, que también tuvo palabras de halago para Saúl Berjón y su nivel de implicación.

«Le tengo un aprecio como persona y como futbolista muy grande. Y no lo voy a perder jamás», aseguró el técnico, que afirmó que todos deben dar «lo que el equipo pide» y el ovetense «cuando ha estado bien lo ha dado más que sobradamente».

Lastrados las dos últimas jornadas por acciones a balón parado, Anquela explicó que esos fallos se deben a «errores de posicionamiento» ligados a la falta de concentración y han pagado un peaje alto por ellos. «A mí no me extraña absolutamente nada, porque la igualdad es tan manifiesta que no darse cuenta de ello es cometer errores muy graves que no podemos permitirnos», concluyó.

Síguenos en: