Los lesionados siguen al margen del grupo en la vuelta al trabajo

Omar Ramos, junto a Champagne, antes del entrenamiento. /E. A.
Omar Ramos, junto a Champagne, antes del entrenamiento. / E. A.

La plantilla del Real Oviedo volvió ayer por la tarde a los entrenamientos y lo hizo sin novedades con relación a la pasada semana, ya que ninguno de los cuatro lesionados se entrenó con el grupo. El equipo tuvo la habitual sesión de los días posteriores a los encuentros, con charla en el vestuario y trabajo en el gimnasio antes de saltar al campo.

Los que no estuvieron sobre el césped fueron los lesionados Carlos Hernández, Forlín, Saúl Berjón y Joselu, los cuatro tocados de la plantilla. Tampoco lo hizo el defensa Christian Fernández, por precaución, aunque, en principio, será baja por sanción para el encuentro del sábado. En la parte final de la sesión Carlos Hernández y Saúl Berjón saltaron unos minutos al campo para realizar carrera continua y algunos ejercicios encaminados a completar su recuperación.

La duda que Anquela deberá despejar para el sábado es la solución que da a la ausencia de Christian Fernández en el centro de la defensa. Una alternativa sería incluir al defensa del filial Josín, quien trabaja con el primer equipo. Otra posibilidad sería reconvertir a algún jugador, como Carlos Martínez, o bien cambiar el sistema y volver a la defensa de cuatro.

 

Fotos

Vídeos