Natxo González: «Con un equipo como el Oviedo es difícil ir a contracorriente»