Nueva moqueta para el Tartiere

Nueva moqueta para el Tartiere
Zona en la que ayer se procedió a levantar el viejo césped para preparar la colocación del nuevo. / R. O.

Los trabajos de sustitución del césped, iniciados ayer, abarcan la banda de la grada presidencial, tanto en uno de los fondos como en el centro del campo

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El invierno, como suele ser habitual, había comenzado a pasar factura al césped del Carlos Tartiere. Tomadada la decisión de sustituir las zonas más dañadas del terreno de juego, ayer comenzaron las obras.

Los trabajos se centran en la zona de la tribuna presidencial tanto a la altura del banquillo que habitualmente ocupa el equipo oviedista como la zona del córner del fondo sur, donde en los últimos encuentros se evidenciaba un importante deterioro y la hierba comenzaba a escasear. Ayer fue levantada y se procedió a preparar el terreno para, en los próximos días, comenzar a colocar un nuevo césped.

El motivo de que se afronten ahora los trabajos es que el Real Oviedo tiene dos partidos consecutivos como visitante: el domingo en Almendralejo, frente al Extremadura, y el próximo viernes en Zaragoza. El próximo compromiso como local será el domingo tres de febrero ante el Cádiz, a las cuatro de la tarde. En principio, se espera que para ese encuentro ya se pueda advertir la mejoría en el terreno de juego.

El cambio se realiza ahora que el equipo juega dos partidos a domicilio

Las obras están encuadradas dentro del mantenimiento del estadio que corre a cargo del Ayuntamiento de Oviedo y se pretende con ellas evitar, en cierta medida, que la situación siga empeorando en las próximas semanas. Hasta ahora no ha coincidido ningún partido con una jornada de fuertes lluvias, que suelen ser el detonante de que el campo empeore sensiblemente. Además, tampoco ha caído demasiada lluvia en general, lo que hasta hace unas jornadas permitió que el estado del terreno de juego fuera aceptable.

Sin embargo, desde los últimos partidos se iba advirtiendo un deterioro progresivo de esas zonas del estadio. La banda en la que se están ejecutando los trabajos es la que menos horas de sol recibe el terreno de juego, lo que hace que, con las heladas, la hierba se vaya debilitando, los resbalones de los futbolistas se vayan haciendo cada vez más habituales y se dificulte el juego.

En cualquier caso, estas actuaciones no solucionarán de forma definitiva el mal estado del terreno de juego que el municipal ovetense viene acusando desde su inauguración. Lo que se consigue es una mejoría para los meses en los que las condiciones meteorológicas son peores.

La solución para el césped pasará por unas obras que permitan cambiar por completo el sistema de drenaje del estadio. Además, deberán ser acompañadas por otras que eviten que las heladas creen tantos problemas. El cambio de la cubierta por una traslúcida es una de las soluciones que se barajó, aunque otra opción que parece más viable son las lámparas que suministran calor sobre el terreno de juego y evitan las heladas, además de favorecer el crecimiento de la hierba. El principal problema está en el coste de las mismas y en el posterior consumo de energía eléctrica que necesitan para funcionar. Este sistema se utiliza en numerosos campos de todo el mundo.

Sanciones de la Liga

El presidente del club, Jorge Menéndez Vallina, reconoció, tras la junta de accionistas del pasado mes de diciembre, que el mal estado del terreno de juego le ha costado ya al club sanciones por parte de la Liga de Fútbol Profesional.

El delicado estado del césped del Carlos Tartiere genera trastornos al club ya que impide que el primer equipo pueda realizar sesiones de entrenamiento en el estadio. En lo que va de temporada, los jugadores de Anquela solo se han ejercitado en un par de ocasiones. La última, el pasado día de Reyes.

Además, tampoco permite que se puedan disputar partidos del filial, con el consiguiente trastorno que supone que tengan lugar en El Requexón, donde las limitaciones por los accesos y por el aforo son importantes, en especial tras el ascenso del equipo a Segunda B.

En cualquier caso, los trabajos que se iniciaron ayer se espera que mejoren sensiblemente las zonas sobre las que se está actuando.

 

Fotos

Vídeos