Omar Ramos vuelve a trabajar con el grupo

Sergio Egea deja entrever que mantendrá el mismo equipo de las dos jornadas anteriores para el partido de mañana en La Rosaleda

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Tras el susto de la sesión del viernes, el extremo Omar Ramos volvió ayer a entrenarse con el grupo y parece que está en condiciones de poder entrar en la convocatoria para el encuentro de mañana. No obstante, habrá que esperar a la última sesión del equipo esta mañana en el Carlos Tartiere.

El propio Egea indicó que lo que sufrió en el entrenamiento del viernes fue un espasmo en el vasto de la rodilla, nada grave. El técnico aseguró que esperará al entrenamiento de esta mañana para tomar una decisión.

Además, el técnico aprovechó para referirse al extremo tinerfeño, con el que no ha podido contar desde su llegada. «Es un buen futbolista. Hizo un gran fútbol cuando jugaba en el Leganés y ascendieron. Habilidoso, zurdo, puede dar mucho», señaló. Por ello, el técnico lamentó que «las lesiones no le han dejado demostrar toda la calidad que tiene» y espera poder contar con él en el tramo final.

También entrenó con normalidad el argentino Forlín. En el caso del zaguero, el técnico podría esperar una semana más para su vuelta, para minimizar riesgos.

Egea no quiso dar pistas sobre un posible once inicial, aunque reconoció que «muchas veces decimos que lo que anda bien, no se toca» y bromeó añadiendo «que no aparezca el entrenador». En cualquier caso, el técnico destacó el nivel de la plantilla y que los jugadores con los que ha contado menos se lo están poniendo difícil con su actitud en los entrenamientos y que «cualquiera puede jugar».