Osasuna quiere redondear la fiesta del ascenso ganando a los azules

Jagoba Arrasate reconoce que el Oviedo se juega más, pero insistió en que quieren acabar la temporada invictos en El Sadar

R. J. G.OVIEDO.

Osasuna logró ya hace un par de jornadas su objetivo de la temporada con el ascenso a Primera, pero afronta el encuentro de esta tarde ante los azules con el reto de redondear la fiesta con un triunfo y lograr acabar la campaña sin perder en el Sadar. El técnico del conjunto navarro, Jagoba Arrasate, lo anunció ayer cuando dijo que quieren que esta tarde «la fiesta sea completa consiguiendo un buen resultado y redondeando unos números increíbles». Por todo ello, su esperanza es que «todo salga bien».

Además, el técnico aseguró que afrontan el partido con la ilusión de «terminar el año invictos y ofrecerle a la afición otra victoria». Arrasate reconoce que el conjunto azul en el partido de esta tarde «se juega mucho, tienen que ganar aquí y se juegan más que nosotros». En ese contexto, lo que augura es un partido «abierto, de alternativas». El entrenador confía en contar con la ayuda de sus aficionados para terminar el año con una victoria como locales.

En este sentido, Arrasate recalcó que está en juego un reto importante para ellos, como es «ser el mejor local de la historia en Segunda división». De lo que no tiene dudas es de que su equipo será «valiente, que va a ir a por la victoria y que va a conectar con la grada. Ojalá podamos celebrar otra victoria», aseguró.

En el partido de la primera vuelta, los azules se impusieron en el Carlos Tartiere en los minutos finales y hubo algunos momentos de tensión, ante lo que el entrenador del conjunto navarro dijo que «aunque lo tengas olvidado te lo hacen recordar con el tema de redes». El técnico reconoce que «ellos se juegan mucho», pero pese a ellos afirmó que «no nos sentimos observados». «Si el Oviedo nos supera le felicitamos y ya está, pero de este grupo no se puede dudar», apostilló.