El oviedismo vuelve a Riazor

El oviedismo vuelve a Riazor
Dani Amieva, a la izquierda, con Mauro Silva, en el Deportivo-Real Oviedo, que se disputó el 20 de diciembre del año 2000 en Riazor. / E C.

El club carbayón puso ayer a la venta, en su tienda oficial, las 3.000 localidades que el Deportivo envió a Oviedo a un precio de 25 euros

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El oviedismo prepara desde ayer su desembarco en el estadio de Riazor para el próximo sábado, cuando se espera que sean unos 2.500 los seguidores azules que estén en las gradas. El Real Oviedo no juega en el emblemático estadio coruñés desde la temporada 2000-2001, la última en la que el equipo carbayón jugó en Primera División.

El club puso ayer a la venta las entradas para el encuentro, con pequeñas colas a las diez de la mañana en el momento de la apertura de la tienda oficial del club. A medida que avanzó la jornada, las filas de seguidores del equipo azul fueron desapareciendo, ya que todo apunta a que no se agotarán las 3.000 entradas remitidas al precio de 25 euros.

El último partido entre ambos conjuntos en el campo coruñés fue en el año 2000

La Asociación de Peñas Azules del Real Oviedo (Aparo) tiene previsto distribuir unas 1.200 entre sus asociados, mientras que el resto estarán a disposición de los abonados del club hasta el viernes a las diez de la noche en la tienda del centro comercial Modoo. Las localidades están solo disponibles para abonados del club azul, que pueden retirar un máximo de dos, siempre presentando el DNI y carné oviedista de las dos personas que acudirán al estadio.

En principio, las peñas que tienen previsto organizar el desplazamiento a tierras gallegas son más de medio centenar, con distintas modalidades de viaje, ya que algunas tienen previsto ir el viernes y regresar tras el encuentro, mientras que otras pernoctarán el sábado en La Coruña, si bien algunas realizarán el viaje en el día.

Además, la Aparo tiene programado promover el desplazamiento el mismo sábado. La salida será el sábado a las ocho de la mañana del aparcamiento del Carlos Tartiere y la vuelta se efectuará tras el encuentro. El precio del viaje asciende a 20 euros y los interesados podrán inscribirse a partir de mañana en el café Bar Europeo, en la Calle Vetusta, número 35 de Oviedo.

El del próximo sábado será el segundo desplazamiento más masivo de la afición azul esta temporada, tras el del Wanda Metropolitano para jugar ante el Rayo Majadahonda. Se dieron cita cerca de 3.500 oviedistas en las gradas del moderno estadio madrileño.

Más Real Oviedo

La finalización de las obras en el estadio de Riazor permitirán la presencia de un importante número de aficionados oviedistas, que no veían un enfrentamiento entre los dos equipos desde el 20 de diciembre del año 2000. En aquel encuentro, cuya temporada finalizó con el descenso del conjunto carbayón a Segunda División, en el banquillo azul se sentaba el serbio Radomir Antic. El partido acabó con derrota de los azules por 3-0, con dos goles de Djalminha y otro de Makaay.

El conjunto azul formó inicialmente en aquel partido, correspondiente a la décimo sexta jornada con: Esteban; Pablo Suárez, Boris, Onopko, Martinovic, Rubén Reyes, Jaime, Keita, Amieva; Oli y Losada. También jugaron Rubén Suárez, Óscar Pérez e Iván Ania.

Además de la derrota, el conjunto azul se trajo de tierras gallegas la mala noticia de una grave lesión del delantero Roberto Losada. El vigués se rompió la tibia y el peroné de la pierna derecha en un choque, a los 43 minutos, con el entonces portero del equipo coruñés, Molina.

En el banquillo deportivista estaba un viejo conocido del equipo carbayón, Javier Irureta. En el conjunto gallego estaba entonces el defensa César Martín, en la actualidad responsable de relaciones institucionales del Real Oviedo, pero no participó en el encuentro. Eran los años del 'Superdepor' que en aquella temporada fue segundo en Liga, por detrás del Real Madrid.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos