El Oviedo pincha en el Carlos Tartiere

Ibra y Viti se lamentan de una ocasión de peligro desperdiciada en el último encuentro disputado en el Carlos Tartiere./ALEX PIÑA
Ibra y Viti se lamentan de una ocasión de peligro desperdiciada en el último encuentro disputado en el Carlos Tartiere. / ALEX PIÑA

Los azules llevan esta temporada la peor puntuación como locales desde su regreso a Segunda | El conjunto carbayón dejó escapar seis puntos en los minutos finales de tres duelos en casa durante esta temporada

RAMÓN JULIO GARCÍA DEPORTES.CO@ELCOMERCIO.ESOVIEDO.

El Real Oviedo se dejó el pasado lunes ante el Málaga en La Rosaleda buena parte de sus opciones de meterse en el 'play off'. Algo que parecería más normal en las temporadas precedentes que en la actual, ya que en el presente curso el conjunto carbayón está mostrando un buen rendimiento como visitante.

Los números del conjunto oviedista esta temporada están flaqueando en el Carlos Tartiere, donde el equipo no está consiguiendo la solidez que había demostrado desde su regreso a Segunda. Lejos de la fortaleza ante los suyos, el equipo carbayón está teniendo este año muchos problemas para sacar los partidos adelante.

En este sentido, está siendo especialmente doloroso para los aficionados azules cómo están viendo volar puntos en los últimos minutos de los partidos. Con esos puntos esfumados en la recta final de los partidos, seguramente la situación de los azules en la clasificación sería muy distinta y podría estar entre los seis primeros.

Los azules han visto esta temporada cómo hasta en tres ocasiones se le escapaban puntos en el último suspiro de un partido. Los casos más recientes fueron ante Lugo, Las Palmas y Córdoba, en los que el equipo iba por delante en el marcador y acabó empatando. En total fueron seis puntos los que dejaron de sumar en esos minutos finales.

El conjunto ovetense lleva en la actualidad 57 puntos, de los que 33 los ha sumado en el Carlos Tartiere y 24 lejos de él. En los puntos de visitante están incluidos los tres ante el Reus, un partido que no fue necesario jugar por la retirada del conjunto catalán de la competición debido a las deudas.

Hasta ahora se han jugado dieciocho encuentros en el municipal ovetense, de los que ocho acabaron con victoria local, nueve en empate y dos con derrotas. Esos dos grandes tropiezos llegaron en los partidos ante el Zaragoza y el Almería.

Sin embargo, en las tres temporadas precedentes, en la jornada 38 de Liga, los carbayones ya tenían una cifra que este año no podrán igualar, aunque logren dos victorias en los partidos ante Numancia y Rayo Majadahonda, que son los que le faltan. En las tres temporadas anteriores, los oviedistas habían alcanzado en esta jornada 40 puntos.

El equipo azul estuvo lastrado en las tres temporadas anteriores por los malos números como visitante. En la primera de ellas, con Sergio Egea y David Generelo a los mandos, a estas alturas de la competición solo se habían logrado 19 puntos a domicilio, que sumados a los 40 de visitantes hacían los 59 que tenían.

Más Real Oviedo

En el curso siguiente, manteniendo los 40 de local, con Fernando Hierro en el banquillo, fueron los peores datos como visitante a estas alturas, con solo 14 puntos conseguidos. El equipo era incapaz de lograr buenos resultados lejos de los suyos y a pesar de ello llegó a la última jornada del campeonato con opciones de meterse en el 'play off', aunque finalmente no lo logró.

En el curso pasado, con Juan Antonio Anquela al frente, el equipo volvió a tropezar lejos de su estadio, con solo 19 puntos sumados, mientras que mantenía la fiabilidad como local, con los mismos 40 puntos de los cursos anteriores. El equipo también logró llegar a la última jornada con opciones de alcanzar la sexta plaza, pero la perdió por el 'golaveraje' ante el Numancia, rival que el próximo domingo visitará el Carlos Tartiere.

Este curso, el equipo está siendo de los mejores de la categoría como visitante, séptimo, pero falla en casa. De los 24 puntos que el equipo ha sumado a domicilio, 21 fueron bajo la dirección de Anquela, mientras que los dos que ha disputado el equipo con Egea se saldaron con una victoria, en el estreno ante el Almería, y la derrota del pasado lunes en La Romareda.

Al equipo le quedan cuatro encuentros, dos como local, frente al Numancia y Rayo Majadahonda, que pelean por salir de la zona de descenso y otros dos como visitantes, Tenerife y Osasuna.

Todo lo que no sea sumar los doce puntos en juego dejaría al equipo prácticamente sin opciones de meterse entre los seis primeros y sin poder pelear por el ascenso.