Real Oviedo | Un partido para poner rumbo al 'play off'

Egea observa el último entrenamiento de sus jugadores en el Tartiere. / REAL OVIEDO
Egea observa el último entrenamiento de sus jugadores en el Tartiere. / REAL OVIEDO

La vuelta de Omar Ramos es la principal novedad de la convocatoria azul. También regresa Mossa y se caen de la lista Carlos Martínez y Javi Muñoz | Los azules buscan ante el Málaga consolidar su candidatura para pelear por la zona de privilegio

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

La cita de esta noche en La Rosaleda es de las que pueden marcar una temporada. El Real Oviedo visita al Málaga, un rival directo en la lucha por el 'play off', al que puede adelantar en la clasificación en caso de victoria y también poner de su parte la diferencia de goles particular. La principal novedad en la convocatoria azul es la presencia del extremo tinerfeño Omar Ramos, que vuelve a estar disponible casi dos meses después de su última presencia en el equipo. También vuelve, tras cumplir su sanción, Mossa, mientras que los que se caen de la lista son Carlos Martínez y Javi Muñoz. Una semana más Forlín sigue sin entrar por lesión.

Los dos contendientes llegan al encuentro de esta tarde con flamantes entrenadores en el banquillo. Víctor Sánchez Del Amo va a por su cuarto encuentro y Sergio Egea a por el tercero. Esa circunstancia denota que ninguno de los dos conjuntos estaba donde se esperaba al inicio de temporada. La situación es más alarmante para los malagueños, que con el mayor presupuesto de la categoría se encuentran fuera de las plazas de 'play off'. En el caso carbayón el reto era entrar entre los seis primeros, lo que puede depender en buena medida de lo que ocurra esta noche.

Una victoria de los de Sergio Egea les confirmaría como candidatos a estar entre los seis primeros hasta el final de temporada y, por los enfrentamientos directos, a depender de sí mismos. Un empate haría que desapareciera cualquier margen de error, mientras que la derrota complicaría mucho las opciones de los oviedistas.

El Málaga llega más presionado por partir con expectativas altas y ser local. La afición no está contenta con el equipo y la llegada del nuevo técnico no ha tenido, por ahora, el efecto esperado. Eso es algo a lo que se agarra el conjunto carbayón, ya que en varias ocasiones esta semana se hizo referencia, por parte de algunos componentes de la plantilla, a la importancia de mantener la calma y tratar de aprovechar los nervios que puedan acusar los locales a medida que avance el encuentro.

El conjunto azul afronta su tercer partido desde la llegada de Sergio Egea, por lo que se espera que las ideas del nuevo técnico estén más asentadas. Hasta ahora el equipo estuvo bien y ganó en Almería, mientras que el pasado domingo ante el Granada hubo luces y sombras. Un buen primer tiempo, un mal inicio del segundo y una buena reacción final, para acabar con un empate.

Uno de los retos del entrenador es que los momentos de buen juego tengan más continuidad y que el equipo siga creciendo desde la valentía y una apuesta de salir a por los partidos de inicio, pese a que ello pueda conllevar correr algún riesgo defensivo.

En principio, el técnico parece que mantendrá el mismo once de los dos encuentros anteriores, con el 4-4-2 que también ha utilizado en esos compromisos. No obstante, a lo largo de la semana si hubo algunas pruebas en los entrenamientos, en las que Viti ocupó la plaza de Bárcenas en la derecha del centro del campo y Mossa el lateral izquierdo por Christian Fernández.

El propio entrenador comentó en la rueda de prensa del sábado que cuando las cosas funcionan, lo mejor es no tocarlas. Sin embargo, lo cierto es que la banda derecha del centro del campo en los últimos encuentros no está funcionando, ya que Bárcenas dista de estar en su mejor momento de la temporada. En caso de que Egea se decante por dar descanso al panameño su plaza sería ocupada por Viti. La otra alternativa sería Omar Ramos, pero el tinerfeño lleva dos meses sin jugar y todo parece indicar que el técnico le irá dando minutos poco a poco para intentar que en los cuatro partidos que faltan pueda sumar para el equipo.

Más Real Oviedo

La apuesta de Egea esta noche será la misma de los dos compromisos anteriores, por lo que se espera que el equipo salga a presionar al rival en su propio campo, con la idea de recuperar algún balón en zonas comprometidas y poder hacer daño. Así también, el técnico espera tener alejados a los malagueños de la portería de Champagne.

El que se mantendrá en el once es el canterano Jimmy, que va por su quinta titularidad consecutiva. La alineación más probable de los azules será la formada por: Champagne; Diegui Johannesson, Carlos Hernández, Javi Hernández, Christian Fernández; Bárcenas, Tejera, Jimmy, Saúl Berjón; Joselu e Ibrahima. En el banquillo se quedarían: Alfonso, Mossa, Alanís, Folch, Viti, Omar Ramos y Toché. Se ha quedado fuera de la lista, por decisión técnica, Javi Muñoz, mientras que Forlín y Carlos Martínez no están recuperados.

La plantilla realizó ayer por la mañana la última sesión de entrenamiento de la semana en el Carlos Tartiere.