«Quiero un equipo que compita y sea ambicioso»

Juan Antonio Anquela hace una carantoña a un joven aficionado, tras el entrenamiento. / E. ALONSO

Anquela se mostró satisfecho con la llegada de Omar Ramos, pero asegura que hay que tener paciencia con él, «como se tuvo con Alanís»

R. J. G. OVIEDO.

El Real Oviedo parece que ha encontrado el buen camino en las últimas jornadas. Ahora, lo que quiere el entrenador, es mantener la continuidad. Para ello lo que les pide a los suyos es lo de siempre. «Un equipo que compita y sepa manejar bien los tiempos, que sea ambicioso y sepa lo que quiere», explica el entrenador.

El equipo viene de una buena racha de resultados, pero eso no hace que el técnico jienense varíe su discurso de toda la temporada y apunta que «hay que vivir jornada a jornada y pensar en el partido de mañana -por hoy-». En definitiva, el entrenador insiste en que pretende «continuidad en el juego y en el trabajo de los jugadores. Cambiar nombres es otra historia, lo que no debe de variar es la intensidad y la forma de querer ser un buen equipo». Es decir, apuesta por ser «ambiciosos, pero unas veces se puede y otras veces no». Sobre todo, lo que le gustaría es seguir sumando y «seguir creciendo», como el equipo ha hecho en las últimas jornadas.

Respecto a la solución para cubrir la ausencia de Christian Fernández, el técnico reconoce que una posibilidad es que Carlos Martínez sea central. «Es una opción. Valoramos también que esté Josín, que esté Viti», subraya antes de meterse en hari na con las bajas: «Estamos pocos, pero creo compensados, y podemos sacar un buen equipo».

En cuanto a nombres concretos se refirió a Omar Ramos, que se estrena en la convocatoria: «Estoy muy contento de que tengamos uno más, un hombre con experiencia, solo hace falta tener la paciencia necesaria». En este aspecto, recordó que el extremo lleva mucho sin jugar un partido y que en el fútbol «no te pones la camiseta de Superman y sales volando. Todo requiere un tiempo para madurar como le pasó a Alanís, tuvimos paciencia con él y ahora está jugando».

Sobre el encuentro de la pasada jornada y los errores arbitrales, el entrenador quiere pasar página: «Estaba enfadado por otras cosas, por el fútbol no. Cuando hacemos las cosas bien y damos el nivel no me enfado. No hay que darle más trascendencia». Insistió en que lleva mucho tiempo diciendo que «a ver si caen de nuestro lado, ojalá que sea así, pero no voy a entrar ni a valorar, me tengo que preocupar solo de lo que puedo mejorar», concluyó.

 

Fotos

Vídeos