Real Oviedo | «Quiero un equipo que juegue igual de local que de visitante»

El técnico Sergio Egea observa a Alanís, Carlos Hernández e Ibrahima durante la última sesión en El Requexón. / PABLO LORENZANA
El técnico Sergio Egea observa a Alanís, Carlos Hernández e Ibrahima durante la última sesión en El Requexón. / PABLO LORENZANA

Sergio Egea insiste en que su pretensión es ver a un conjunto valiente, ya que considera que no son inferiores a nadie si lo ponen todo en el campo

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

Tres semanas después de su llegada a Oviedo, Sergio Egea insiste en su mensaje para reforzar la autoestima del equipo. Y, de hecho, el técnico del conjunto azul repitió ayer, de nuevo, que los jugadores oviedistas cuentan con un nivel que les permite ganar a cualquiera y que para ello solo tienen que dejarlo todo en el campo.

Sergio Egea fue claro al referirse a los suyos. Afirmó que, aunque tienen siempre mucho respeto a los rivales, «no hay nadie mejor que nosotros». En esa línea, explicó que su idea es «potenciar nuestra identidad». «El lunes iremos a plasmarlo a La Rosaleda», aseguró.

Para el argentino, el reto es que «el equipo compita, lo dé todo y ofrezca buenas sensaciones». En ese propósito también está incluido que «juguemos igual de local y de visitante». A partir de ahí, entiende que si son capaces de «mantener un buen fútbol durante el transcurso del juego más tiempo, mucho mejor». Pero, sobre todo, lo que pide a sus futbolistas en cada partido es que «seamos un equipo incómodo, que el rival diga 'uff, viene el Oviedo, va a ser difícil'».

En cualquier caso, el entrenador se muestra satisfecho con lo que encuentra en el vestuario. «Da gusto trabajar con ellos día a día, ver lo comprometidos que están, la intensidad que le dan al entrenamiento», expuso. En definitiva, Egea ve a un grupo con el que «puedes ir a cualquier lado y vas a competir de la mejor manera». «Luego se verán los resultados», precisó. «No cabe duda que los jugadores del Oviedo siempre van a dejar en alto el escudo de la institución porque en todos los partidos tienen una actitud bárbara», hizo hincapié.

Una parte importante de su trabajo es trasladar confianza a los jugadores y para ello le ayuda su mentalidad. «Soy muy positivo», señaló. Pero el técnico azul considera que no hay que dramatizar con los problemas. «Tenemos errores y aciertos. Pero lo importante es potenciar lo bueno y estos chicos y el club tienen cosas muy buenas», dijo.

Más Real Oviedo

Por eso esta semana ha insistido en trabajar lo anímico. «No me gusta que por un error, de un pase o un control, el chico se bajonee y agache la cabeza. Es mal síntoma», señaló. Egea afirmó que lo que le gusta es que «asumamos el error y el acierto parejo. Que no nos vengamos abajo y no nos subamos mucho». En definitiva quiere que «ante un error en la pérdida de balón el mismo chico intente recuperar» y reiteró su idea de que el equipo tenga personalidad y vaya de cara a por los partidos: «Me gusta jugar en campo rival, no me gusta esperar y analizar y a partir de ahí ejecutar».

En la misma línea, quiso trasladar a sus jugadores que «tienen que entender que son unos privilegiados por estar en el Oviedo». También explicó que él lo que busca es «que crean en ellos, que son buenos futbolistas, que tienen muchas condiciones y por eso están aquí en el Oviedo». Con esa premisa, cree que serán «un equipo ganador».

Egea considera que para los jugadores pertenecer al Real Oviedo más que presión es una gran responsabilidad y que de su etapa anterior sabe cómo vive la afición el club, por lo que asegura que deben «pensar mucho en ellos para darles alegrías». «Y si no podemos ganar, que se sientan orgullosos de sus jugadores, que plantaron cara y lo dieron todo. Siempre exijo eso al equipo» afirmó. En definitiva, el técnico azul asegura que no quiere mirar demasiado el calendario e insiste en que están «preparados para competir y sumar todos los puntos posibles».