Llega la hora de Aarón para reivindicarse

Llega la hora de Aarón para reivindicarse
Aarón, a la izquierda junto a Forlín, durante uno de los ejercicios del entrenamiento de ayer. / SEMEYAPRESS

El extremo ilicitano, tras un comienzo lastrado por las lesiones de pretempoada, será titular por primera vez en la temporada el domingo

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El partido de mañana será la primera oportunidad de la temporada para que Aarón Ñíguez sea titular. Anquela no lo ha querido confirmar ayer, pero la ausencia de Bárcenas hace que el técnico tenga que echar mano del ilicitano, ya que es el único extremo disponible para ocupar la banda derecha.

En la rueda de prensa de ayer, el técnico, sin confirmar su titularidad, dejó claro que confía en él y defendió las últimas actuaciones del extremo que, no obstante, ha sido en algunos encuentros silbado por una parte de la grada. Anquela dijo sobre la alternativa del extremo para el once que «es una posibilidad» y a continuación reiteró su confianza en él. «Aarón para nosotros era un futbolista importante y este año cada vez que entra, salvo algún día, ha salido con una intensidad tremenda», comentó antes de añadir que «espero ese Aarón y no tengo ninguna duda de que está capacitado para hacerlo bien».

La temporada no está yendo muy bien para Aarón Ñíguez, al que una lesión al final de la pretemporada privó de pelear por un puesto en el once titular en el comienzo del campeonato. Luego el buen papel de Bárcenas, en especial en el encuentro ante el Córdoba, le dejó al ilicitano un papel secundario.

El extremo llegó al conjunto azul la pasada temporada, como uno de los fichajes destacados, después de su buena temporada en el Tenerife. La pasada campaña fue uno de los fijos para Anquela, como lo reflejan sus números. En total disputó 35 encuentros, 31 de ellos como titular y acumulando 2.536 minutos, en los que logró marcar cinco goles. Eso le convirtió en el sexto jugador de la plantilla que más presencia tuvo en el equipo.

De hecho, en muchas ocasiones cuando Anquela se refería a la necesidad de que se juntaran los «buenos», o cuando decía que en las fotografías de los goles siempre salían Saúl Berjón y el propio Aarón Ñíguez.

La primera vuelta del futbolista fue buena y en el último encuentro de la misma logró su mejor gol con la camiseta del conjunto azul, ante el Huesca, lo que le sirvió al equipo para empatar el encuentro y mantenerse en la zona alta de la tabla.

Sin embargo, al igual que le sucedió al equipo, en la segunda parte del campeonato su rendimiento fue algo más irregular y no estuvo al mismo nivel que en la primera parte del campeonato. Desde el encuentro en el Alcoraz, el ilicitano no marcó más goles y en tres encuentros hasta el final de temporada no estuvo en el once inicial.

El pasado verano desde Elche se apuntó la posibilidad de su vuelta al equipo de su tierra para reforzar a los de Pacheta en el retorno a Segunda División. La cosa no pasó del rumor y fue más una pretensión del cojunto ilicitano que en ningún caso podría alcanzar las cifras de la operación, dados los problemas que tuvo con el tope salarial.

En la presente temporada, con una plantilla corta como la del conjunto azul, su papel parecía que iba a ser más importante, pero la pretemporada lastró al jugador, con algunos problemas físicos, que finalmente le hicieron quedarse fuera de la primera convocatoria de la temporada para enfrentarse al Extremadura. A partir de la segunda jornada entró en todas las convocatorias y tuvo minutos en todos los partidos de liga disputados, siete, en los que suma 150 minutos. Además, también jugó el encuentro completo de la Copa del Rey ante el Mallorca.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos