El Real Oviedo se asienta en el 'play off' (1 - 0)

Jugada del Real Oviedo - Alcorcón en el Tartiere.
Pablo Lorenzana

Los azules se imponen en casa con un gol de Tejera casi al final del partido frente al Alcorcón después de una primera parte de mal juego

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo sumó la tercera victoria consecutiva ante el Alcorcón para consolidarse en la zona de ´play off´. Un solitario gol de Tejera permitió a los azules llevarse los tres puntos en la segunda mitad, después de una primera de mal juego. El cambio de dibujo en la segunda fue clave para vencer a un rival que siempre se le atragantaba a los ovetenses.

La alineación oviedista no presentó más novedades que la vuelta de Bárcenas al extremo derecho, ocupando la plaza de Diegui Johannesson, que se quedó en el banquillo.

El partido en sus inicios fue un cúmulo de despropósitos de los dos equipos con el balón, ya que ninguno acertaba a dar continuidad al juego, con errores en el pase y pelotazos hacia el área contraria como único recurso.

1 Real Oviedo

Champagne; Carlos Hernández, Alanís, Christian, Carlos Martínez, Folch, Tejera, Javi Hernández (Diegui, m. 46); Bárcenas (Ibrahima, m. 79), Joselu y Saúl Berjón (Javi Muñoz, m. 60).

0 Alcorcón

Dani Jiménez; Sangalli, Burgos, Elgezabal, Aly; Dorca, Silvestre, Toribio; Galán (Pereira, m. 83), Juan Muñoz (Sandaza, m.71) y Nono (Parra, m. 40).

Gol
1-0: m. 81, Tejera.
áRBITRO
Varón Aceitón (Comité Balear). Amarillas a Tejera y Christian, por parte de los locales y a los visitantes Parra y Silvestre.
incidencias
tarde fresca y terreno de juego en aceptables condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Rafael Cortina, padre el jugador del filial Edu Cortina, fallecido ayer y de Alberto Piquero, padre del técnico Gabri Piquero.

El Alcorcón acumuló jugadores en el centro del campo y estuvo siempre encima de Tejera, limitando el inicio del juego local. A ello se unió que el tránsito por las bandas tampoco era fluido, lo que tuvo como consecuencia el tedio para los aficionados que presenciaban más saques de banda que otra cosa. Los dos entrenadores se desgañitaban en la banda tratando de poner un orden en sus escuadras, que no acababa de llegar.

Joselu, por parte local, y Juan Muñoz, por la visitante, corrían en busca de balones que nunca les llegaban en condiciones. Un error en una salida de balón de los azules la aprovechó Nono para intentarlo desde lejos, pero su disparo acabó saliendo desviado.

Más información

Saúl Berjón y Bárcenas no acababan de encontrar el camino por los costados, lo que limitaba la producción ofensiva del equipo, que era plano y horizontal en el centro del campo. El resultado fue un primer tiempo anodino del que solo se podía salir con un error.

En los últimos minutos del primer acto los de Anquela metieron algo más de intensidad y acertaron en un par de cambios de juego, que animaron tímidamente los minutos previos al descanso. En ese tramo el Alcorcón tuvo que hacer el primer cambio, ya que se lesionó Nono, que estaba creando algunos problemas a Carlos Martínez.

El empate al descanso reflejaba fielmente lo visto sobre el terreno de juego, con un conjunto ovetense que no supo, ni pudo y un Alcorcón que se conformó con poner orden en la medular y controlar el partido. Ni Champagne, ni Dani Jiménez tuvieron que intervenir en los primeros 45 minutos en ninguna ocasión.

Tras el descanso Anquela movió ficha y realizó un cambio, que fue dar entrada a Diegui Johanneson por Javi Hernández. El equipo pasó a jugar con cuatro defensas, y Saúl Berjón fue el segundo delantero, junto a Joselu. También Bárcenas pasó a la izquierda, mientras que Diegui Johannesson ocupó el costado derecho.

El nuevo dibujo de los azules les permitió avanzar algo hacia la portería madrileña y el partido se abrió. los azules arriesgaban más y pronto se empezaron a asomar a la portería de Dani Jiménez. La primera ocasión clara llegó en un buen centro de Diegui Johannesson, que Bárcenas cabeceó muy flojo y desviado.

El partido ya era otro y Anquela hizo su segundo cambio para meter a Javi Muñoz, como mediapunta, por Saúl Berjón, que acusa la inactividad y no entró en juego tanto como el equipo le necesita.

Los azules querían ir a por el partido y poco a poco a poco se iban adueñando del balón, pero faltaba el acierto en el último pase y claridad de ideas cuando se acercaban al área del conjunto alfarero, que se defendía como podía e intentaba salir en alguna contra, pero lo hacía sin demasiada confianza. La presencia de Javi Muñoz en el centro del campo permitía al equipo ganar en fluidez y acabar llevando el balón a las bandas, para empezar a poner buenos centros al área. En uno de ellos, de Christian Fernández desde la izquierda, Diegui Johannesson cabeceó rozando el larguero, en la ocasión más clara del equipo hasta ese momento.

La mayor ambición de los azules tuvo su fruto cuando se cumplían los 80 minutos de partido. Christian Fernández vio un buen desmarque de Tejera al área y le puso un balón para que el centrocampista se adelantara a la defensa y de cabeza cambió al segundo palo, donde no pudo llegar Dani Jiménez.

Los azules sacaban provecho de la reacción que tuvieron en la segunda mitad, cuando fueron mucho más ambiciosos que en la primera.