Real Oviedo | Alfonso: «No son faltas de concentración grandes pero hay que pulirlas»

Alfonso, en un entrenamiento del Real Oviedo./Eloy Alonso
Alfonso, en un entrenamiento del Real Oviedo. / Eloy Alonso

El portero destacó la dificultad de jugar ante un CD Lugo que acaparó la posesión de balón

MARÍA SUÁREZ

El guardameta del Real Oviedo, Alfonso Herrero, analizó un empate ante el CD Lugo (1-1) que supuso dos puntos para los carbayones en el añadido. El portero reconoció que esas faltas de concentración le han costado puntos al equipo en los dos partidos que van de Liga, pero las considera puntuales.

«No creo que sean muy grandes, pero sí que hay que pulir esas faltas de concentración porque es verdad que el gol llega así. Vi al equipo metido durante todo el partido, fue un choque muy exigente desde lo psicológico porque tuvimos poco el balón y hubo que aguantar los envites del Lugo», analizó el toledano.

Alfonso reconoció que pese a que las sensaciones fueron buenas a nivel individual, la última jugada deja un inevitable 'mal sabor de boca'. «Es algo con lo que vivimos los porteros, da igual el partido que hagas, que si cometes un error es lo que hay. Todos tenemos que mirar individualmente esos aspectos, asumir nuestros fallos y mirar hacia adelante. Yo trato de seguir mejorando para que cada vez que me necesite el míster, jugar con el orgullo que requiere este club», explicó el guardameta.

El futbolista carbayón añadió que, tras cuatro años ya en el club azul, conoce mejor la entidad y ha vivido de primera mano, el crecimiento de la misma. «El Oviedo está haciendo bien las cosas y nosotros mismos internamente notamos que cada año se es más profesional si cabe. Son pasos cortos pero eficientes. Hay buena plantilla y los refuerzos han aportado mucho. Personalmente creo que, aunque los objetivos los irán marcando los resultados, el equipo está preparado para hacer muy buen año», concluyó el propio Alfonso.

Los azules trabajaron de domingo y lo hicieron en una sesión de carácter regenerativa para los titulares que respetó la intensa lluvia que cae sobre Asturias y también las tormentas, presentes durante toda la mañana. El equipo descansará el lunes y volverá al trabajo el martes a las 10:30 horas.

Más Real Oviedo