«Quiero un equipo que tenga descaro»

«Quiero un equipo que tenga descaro»
Anquela observa a sus jugadores. / ELOY ALONSO

Anquela está «muy contento con el trabajo» y asegura que los azules pueden «competir ante cualquiera»

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

«Estoy muy contento con el trabajo, con lo único que no lo estoy es con los resultados». En esa breve afirmación, Juan Antonio Anquela sintetizó su punto de vista respecto a la falta de correspondencia entre los argumentos desplegados por su equipo en la primera docena de jornadas de su segunda temporada al frente del Real Oviedo y el reflejo en el casillero de puntos.

La última muestra de ello, a su juicio, se dio la pasada jornada ante el Mallorca. «Hicimos todo para ganar el domingo», expresó ayer el técnico jienense, que considera que el conjunto carbayón desarrolló durante el choque ante los baleares más fases de buen juego que al contrario. «El ritmo al que jugó el Oviedo en la primera parte es difícil de sostener, pero cuando nos aprietan un poco tenemos que ser más consistentes y saber leer el partido», verbalizó con una mezcla de satisfacción y autocrítica. Consciente de que los azules todavía no han podido completar una actuación redonda esta temporada, aboga por «seguir creyendo en lo que estamos haciendo y seguir peleando» para afrontar el duelo de mañana ante el Deportivo en Riazor.

Escenario con solera y rival de enjundia. Desde su punto de vista, un candidato a terminar el curso en los puestos de cabeza de la tabla porque «tiene todo para el ascenso». Prueba exigente que exhorta a afrontar sin mutar la identidad de juego, sin pasar a adoptar un planteamiento conservador.

Más Real Oviedo

«Quiero un equipo que tenga descaro», proclamó el entrenador oviedista, que abogó por «jugar bien al fútbol y salir a ganar desde el primer minuto». «Si hacemos las cosas bien podemos compartir ante cualquiera. Es evidente que el Deportivo es muy buen equipo, pero no tenemos motivo para no hacer las cosas bien», se reafirmó el técnico andaluz, que considera que la especulación con el resultado a través de un aumento del componente defensivo ha sido contraproducente para el conjunto carbayón esta campaña.

«Cuando nos hemos metido atrás, que creo que lo hemos hecho muy pocas veces, no nos manejos bien en esa situación», señaló el experimentado preparador, que reconoció que los reveses sufridos sobre la bocina fueron «muy traumáticos», pero recordó que los azules también fueron capaces de sumar puntos en el añadido y considera esas modificaciones agónicas en el marcador fruto de la dureza inherente a la Segunda División. «Esto es fútbol y la concentración hay que tenerla los noventa y tantos minutos, que ahora se juegan más de noventa. Si no, te castigan», expuso Anquela, que confesó que la ejemplificó a sus jugadores con lo ocurrido en el último choque disputado.

«Jugamos fenomenal y estuvimos a punto de perder. Si nos la meten en el último minuto nos quedamos con la cara de '¿qué ha pasado aquí?' Hay que estar los noventa minutos y que la suerte caiga de tu lado como cayó el domingo en esa jugada», señaló el jienense, que considera que «en líneas generales el resultado no fue justo». A ello contribuyeron decisiones arbitrales que, como había indicado la semana previa, están perjudicando al conjunto carbayón. «El gol que nos meten es en fuera de juego. Un fuera de juego clarísimo, no por una bota. Pero no decimos ni 'mu' y estamos calladitos», lamentó el técnico azul, que indicó que son conscientes de que «un día va para un lado y otro para otro», pero por el momento no «cae de nuestra parte».

Con Alanís ya restablecido de la lesión sufrida durante su estreno en Alcorcón y «entrenando bien», Anquela recupera efectivos en una retaguardia con la que se cebaron los problemas físicos. «Me sobran unos pocos. Me sobran dos y no se a quién voy a poner porque estaré siendo injusto con quien no lo haga, pero tengo que decidir», explicó satisfecho por el aumento de efectivos en su parcela defensiva.

«Eso para nosotros es muy importante y ahora lo único que hace falta es un poquito de tiempo para poder ensamblar ese tema», argumentó el jienense, que deslizó que Aarón Ñíguez tiene muy complicado entrar en la convocatoria para viajar esta tarde a tierras coruñesas por las molestias «que viene arrastrando». El técnico azul, que elogió la versatilidad de Bárcenas, aseguró que es «una posibilidad muy grande» que sea ubicado en el costado izquierdo.

Saúl Berjón, descartado

El internacional panameño apunta a sustituto de Saúl Berjón, que no estará en Riazor por la contractura que le impidió completar el encuentro del pasado domingo ante el Mallorca. «Tampoco es que tenga nada importante, pero hay que prevenir», aseveró Anquela, que indicó que es demasiado pronto para pronunciarse acerca de su concurso en el derbi ante el Sporting de la próxima semana. «Saúl es muy fuerte, tiene una pierna muy poderosa. Hay que andar con mucho cuidado porque su masa muscular es muy grande», explicó.

A pesar de la baja de la sensible baja del extremo ovetense frente al Deportivo, el técnico azul tiene claro el plan. «Queremos seguir siendo fieles a lo que venimos siendo», proclamó con la voluntad de «dar un pasito hacia delante» en Riazor.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos