El Tartiere no permite más errores

El Tartiere no permite más errores
Ibrahima y Steven disputan el balón en un entrenamiento. / SEMEYAPRESS

El Real Oviedo recupera el sistema con tres centrales para alcanzar la solidez defensiva

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo recibe esta tarde (16 horas) a Osasuna en el Carlos Tartiere con la necesidad engancharse a la zona alta de la tabla. Para ello, el conjunto azul necesita hacerse fuerte en casa ante un candidato que también pelea por este mismo reto. Tras la decepción sufrida frente al Rayo Majadahonda, ante el que el equipo carbayón no ofreció una buena imagen y perdió en el último minuto, todo apunta a que el técnico, Juan Antonio Anquela, volverá a la defensa de tres centrales en busca de la solidez defensiva que ofreció hace un par de jornadas frente al Albacete y que es una de las claves para lograr triunfos en la categoría.

La convocatoria de los carbayones para hoy presenta una sola novedad con relación a la de la pasada jornada: la vuelta del panameño Bárcenas, que probablemente esté en el once en lugar del centrocampista del filial Borja Sánchez. Siguen siendo baja por lesión los defensas Carlos Hernández, Carlos Martínez y Alanís, así como el delantero Toché. Todos ellos están en la recta final de su recuperación, pero deberán esperar al menos una semana más.

Los últimos tropiezos del equipo azul a domicilio han hecho que la necesidad de sumar de tres en tres en el Carlos Tartiere sea cada vez mayor. El último encuentro en el municipal ovetense dejó buenas sensaciones y la primera victoria del equipo como local, lo que se quiere repetir en el encuentro de esta tarde para evitar problemas y que el desánimo cunda entre la afición.

Bárcenas vuelve a la convocatoria en lugar del centrocampista del Vetusta Borja Sánchez

El debate de la semana en el entorno azul ha estado centrado en la posibilidad de la vuelta a los tres centrales, un sistema que dio buen resultado frente al Albacete, al igual que sucedió en buena parte del campeonato durante la pasada temporada. El técnico y los jugadores insisten en que el dibujo que presente el equipo azul no es tan determinante como la actitud y la manera de afrontar el encuentro, pero lo que parece claro es que con la defensa reforzada en el centro está más cómodo y ofrece menos facilidades al rival.

Otro de los retos del equipo pasa por cortar la sangría de goles que se están recibiendo en las acciones a balón parado. Hasta ahora el balance del equipo en esa faceta es negativo, aunque el último gol, frente al Albacete, llegó en un saque de esquina, misma forma en la que recibió el tanto ante el Rayo Majadahonda el pasado domingo.

Salvo sorpresa de última hora Anquela volverá a utilizar tres centrales, con la entrada del defensa del filial Javi Hernández en la izquierda, mientras que Forlín se mantendrá en la derecha y Christian Fernández volverá a ser el líbero. En ese caso el centrocampista sacrificado sería Javi Muñoz, que el pasado domingo fue titular.

La idea consiste en liberar del compromiso defensivo a los laterales Mossa y Diegui Johannesson, para que se sumen al ataque con más frecuencia y tengan las espaldas más cubiertas a la hora de retornar.

Más Real Oviedo

En el once azul la otra duda es si el técnico volverá a contar con Bárcenas, tras regresar de la gira con su selección, lo que le hizo perderse el encuentro del Wanda Metropolitano. En ese caso Aarón Ñíguez se quedaría de inicio en el banquillo. Todo apunta a que el técnico apostará con el panameño, que estaba poco a poco asentándose en el equipo.

Por lo demás no se esperan novedades en la alineación que salte al campo para recibir a un Osasuna que llega en buen momento y empatado a puntos con los azules. El once más probable de los ovetenses será el formado por: Alfonso; Forlín, Christian Fernández, Javi Hernández; Diegui Johannesson, Folch, Tejera, Mossa; Bárcenas, Joselu y Saúl Berjón. En el banquillo se quedarían Champagne, Javi Mier, Boateng, Javi Muñoz, Aarón Ñíguez, Ibrahima y Steven.

La plantilla azul tuvo ayer por la mañana el último entrenamiento de la semana y por la tarde se concentró en el hotel Ayre Calatrava.

El encuentro de esta tarde fue declarado por la Comisión Antiviolencia de Alto Riesgo, debido a la posible presencia de aficionados del grupo Indar Gorri, lo que hará que el dispositivo policial sea más amplio de lo habitual. El club ovetense envió 500 entradas a Pamplona para los aficionados del conjunto navarro.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos