Champagne echa el cierre

Champagne echa el cierre
Champagne, en el entrenamiento de ayer en El Requexón. / SEMEYAPRESS

El Real Oviedo presenta en las últimas jornadas el mejor balance defensivo del curso

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La dinámica del Real Oviedo ha cambiado en las últimas jornadas y eso se nota en el ambiente que rodea el equipo. Uno de los veteranos de la plantilla, el portero Nereo Champagne destacó ayer la importancia de los últimos triunfos pero, sobre todo, la forma en que se han logrado. Una circunstancia que considera a la larga «más importante».

El meta argentino, que el pasado domingo cumplió su undécimo partido como titular, igualando los disputados por Alfonso, reconoció ayer que las victorias «dan esa sensación de confianza, además por el cómo se juega». Champagne incidió en que eso es lo importante y más en un torneo tan largo. «Una vez puedes ganar de suerte, sin tirar a portería, pero si lo haces tres seguidas es porque hiciste méritos para ganar, el equipo viene jugando bien y eso es lo que hace que estemos en un buen momento», comentó.

La situación del Real Oviedo ha cambiado con las victorias y eso es algo que no admite discusión para el arquero: «No vamos a engañar a nadie, cuando uno gana las sensaciones son otras». No obstante, no se conforma y cree que no se pueden parar demasiado a pensar en lo pasado «porque dura poco, ya estamos pensando en Zaragoza, que es otra final y otro partido hermoso para jugar y tres puntos muy importantes».

Más Real Oviedo

Una de las claves que encuentra el portero para el cambio de tendencia en los resultados es que ahora «el equipo juega a lo que pretendemos que juegue, eso es lo que nos va a hacer crecer». Pero también destaca que el aspecto anímico también les está favoreciendo. «Estar a diez puntos en diciembre y ahora estar a dos es muy importante para el día a día. Nosotros estamos convencidos y ahora convencemos a los de fuera» dijo el argentino.

En su caso, como en el resto de compañeros con el paso de los partidos se va mejorando. «Vamos ganando confianza, cuantos más partidos consecutivos juegas, mejor te sientes, no solo el arquero, la defensa y todo el equipo», explicó Champagne.

El equipo está logrando en las últimas jornadas dejar la portería a cero y no concede muchas ocasiones a los rivales, que es una de las claves de la mejoría. «Venimos coincidiendo casi los mismos en los últimos partidos, nos conocemos más, sabemos las manías de cada uno y con una palabra solucionamos cosas que antes no se arreglaban y ahora no estamos concediendo casi nada», indicó el meta argentino para explicar la mejoría en la faceta defensiva.

Por todo lo anterior, el portero no oculta que están atravesando el mejor momento de la temporada, aunque siguen con muchas bajas: «Las lesiones no nos están ayudando, en lo futbolístico pero la sensación es que estamos en el mejor momento del año».

Los azules tienen el próximo miércoles un partido importante ante el Zaragoza, que afrontan con menos tiempo que el rival para prepararlo, pero eso no es excusa para Champagne «cuando uno viene de una buena dinámica lo que quiere es jugar lo más pronto posible, que no pase mucho tiempo» y añadió que «por las lesiones estamos cortos de efectivos y para eso el descanso viene bien, pero queremos jugar y jugar».

El objetivo del equipo ahora es dar continuidad a los buenos resultados, empezando el viernes en La Romareda, donde Champagne es consciente que no será fácil sumar los tres puntos: «El Zaragoza es un grande y tiene un estadio siempre repleto, pese a los malos resultados». Además, cree que «futbolísticamente son muy duros. Ante el Málaga en casa no merecieron perder y no cualquiera remonta un partido 0-2 como hicieron en Majadahonda la pasada jornada». Por todo eso, el portero azul cree que el del viernes «va a ser un partido durísmo».

Síguenos en: