Real Oviedo

El Real Oviedo del 'clavo ardiendo'

Los jugadores azules, en una sesión que fue más intensa para los suplentes./E. ALONSO
Los jugadores azules, en una sesión que fue más intensa para los suplentes. / E. ALONSO

El conjunto azul necesita ganar, que pierda el Dépor y que el Cádiz no sume más de un punto en Gijón | La remontada ante el Rayo mantiene vivas las opciones de un Oviedo que depende del Sporting-Cádiz y el Deportivo-Córdoba

MARÍA SUÁREZOVIEDO.

Empieza a ser costumbre, desde que volviera a la categoria, el ver al Real Oviedo llegar a las últimas jornadas con opciones de entrar en 'play off'. Aunque resulta muy complicado que se den los resultados necesarios en la última jornada de esta campaña, lo cierto es que la victoria en el último suspiro ante el Rayo Majadahonda (4-3), vuelve a alargar la vida del club azul un año más.

Los hombres entrenados por Sergio Egea llegaban con unas posibilidades ínfimas de mantener opciones matemáticas de ascenso, pero su remontada y los pinchazos de Dépor y Cádiz, han vuelto a hacerlo posible.

Los carbayones supieron al descanso que el Cádiz perdía ante el Extremadura (0-1) y que el Dépor era inacapaz de ganar en Elche (0-0). Eso fue aliciente más para que los azules no bajaran los brazos en la segunda mitad, remontaran un 1-3 en contra y mandaran a Segunda B al Rayo Majadahonda.

La jornada 41, penúltima de la competición regular, se cerró con los tres equipos candidatos al sexto puesto en sólo dos puntos. El Dépor, actualmente en play off con 65 puntos, defenderá su sexta plaza ante un Cádiz en línea descendente (8º) que le sigue a un punto y un Real Oviedo que sueña con un milagro a dos de los deportivistas.

Más Real Oviedo

Con solo tres puntos en juego los ovetenses dependen de los resultados que se den tanto en Riazor como en El Molinón, donde juega el Cádiz. Sin embargo, la primera premisa innegociable es ganar al Osasuna en El Sadar. Los oviedistas tienen que derrotar a los pamploneses, que llevan celebrando su ascenso como Campeón de Liga desde hace tres jornadas. Cerrar el año celebrando la vuelta a Primera División con una victoria ante su afición será lo que se jueguen los rojillos.

Si el conjunto carbayón consigue superar a su rival sobre el verde, tarea que entraña ya la primera dificultad para optar al 'play off', tendrá que esperar otros dos resultados favorables.

La segunda premisa necesaria para soñar con esa sexta plaza pasa por una derrota del Deportivo de La Coruña, o lo que es lo mismo, que el Córdoba gané en Riazor. Es a priori el resultado más complicado. Los andaluces, descendidos matemáticamente desde hace un mes, tendrán que imponerse ante un Dépor con hambre de ascenso, que juega en casa y que depende de sí mismo, para que puedan seguir soñando en Cádiz y Oviedo.

A los azules no les vale un empate en La Coruña, porque de igualar el registro de puntos, el Dépor se llevaría la plaza por el golaverage. Los gallegos golearon al Oviedo en Riazor (4-0) y los carbayones no pasaron del empate en El Tartiere (1-1). Si el Cádiz gana en El Molinón, donde visita a un Sporting que no se juega nada, a los gaditanos les valdría el empate del Dépor.

El Real Oviedo necesita ganar, que pierda el Dépor y que el Sporting sume alguno de los tres puntos en juego ante el Cádiz. Ese será su clavo ardiendo este año.