Real Oviedo

Real Oviedo | Confirmar la reacción en el Tartiere

Los jugadores azules, durante el entrenamiento de ayer, en El Requexón. / ÁLEX PIÑA
Los jugadores azules, durante el entrenamiento de ayer, en El Requexón. / ÁLEX PIÑA

Con la inercia de la victoria del pasado miércoles, el conjunto ovetense busca esta tarde el segundo triunfo ante el Numancia

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Liberado el pasado miércoles de la losa que suponía no haber ganado ningún partido, el Real Oviedo busca esta tarde (16 horas), frente al Numancia, el segundo triunfo consecutivo que le permita abandonar la condición de colista y navegar hacia zonas más tranquilas de la clasificación.

Javi Rozada, en el tercer encuentro en una semana, volverá a hacer cambios en la alineación, pero no desveló cuántos y por ello habrá que esperar a una hora antes del encuentro para saber si hay otra revolución como ante el Tenerife o, por el contrario, apuesta solo por algún retoque en el once.

En la convocatoria de 19 jugadores solo hay una ausencia por decisión técnica, la de Diegui Johannesson, que sigue sin entrar en los planes del técnico. También falta otro lateral derecho, Lucas, que según explicó el entrenador había perdido dos kilos por la gastroenteritis que sufrió a inicio de semana. La otra ausencia es la del lesionado Arribas.

Desde hace algunas semanas el equipo buscaba el primer triunfo que sirviera para ganar en confianza y llegó el pasado miércoles en Tenerife. Fue sin un juego brillante, pero con una solidez por encima de lo que el equipo había exhibido hasta ahora. El hecho de no cometer errores y no hacer concesiones al rival es a lo que se tratará de agarrar ahora el equipo para seguir la escalada en la clasificación.

El equipo vuelve esta tarde al Carlos Tartiere, donde el pasado domingo, pese al empate ante el Zaragoza, el equipo salió ovacionado y ese es otro de los puntos de apoyo que el equipo tendrá para tratar de superar al Numancia, que lleva siete jornadas sin peder.

Rozada ha tenido solo tres sesiones para preparar el compromiso de esta tarde. El jueves por la tarde, tras llegar de Tenerife, el viernes y ayer, cuando el equipo trabajó la estrategia y el plan de partido. Los cambios que va a hacer el técnico parece que no afectarán a la defensa y sí al resto de líneas.

En la zaga, la única posición susceptible de ser modificada es el lateral derecho. Aunque hay tres jugadores específicos para esa posición, en Tenerife jugó Sangalli, que es extremo y lo hizo bien. Por eso parece que el donostiarra seguirá en la banda, con Nieto como recambio.

En el centro del campo, con Tejera como fijo, el técnico va rotando su acompañante. El miércoles fue Edu Cortina y parece que esta tarde puede volver a ser Jimmy, que jugó ante el Zaragoza.

El resto de las posiciones dependerá del dibujo por el que se decida el entrenador. Al volver al Carlos Tartiere no se puede descartar que Rozada se decante por dos delanteros, con Joselu por detrás de Ortuño. Si mantiene un mediapunta, todo apunta a que el elegido volverá a ser Borja Sánchez, que cuenta con la confianza del entrenador y está empezando a tener la continuidad que no había tenido hasta ahora en el primer equipo.

Donde es más difícil adivinar las intenciones del entrenador es en los costados, ya que las combinaciones son muy variadas y más después de la titularidad de Omar Ramos y Bárcenas en Tenerife. Lo que parece más que probable es que regrese al once Saúl Berjón, titular en todos los partidos hasta el pasado miércoles, que descansó en Tenerife por la acumulación de encuentros de la semana.

También pueden entrar en banda Joselu o Borja Sánchez, por lo que las opciones están muy abiertas para formar las alas del equipo. Un posible once inicial sería el formado por: Champagne; Sangalli, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Tejera, Jimmy; Omar Ramos, Borja Sánchez, Saúl Berjón; y Ortuño. El técnico deberá descartar a uno de los convocados. La plantilla se concentró ayer por Las Caldas donde velará armas hasta esta tarde.

Más Real Oviedo