Real Oviedo

Real Oviedo | La continuidad de Sergio Egea se despeja

El técnico Sergio Egea, pensativo, durante uno de los últimos entrenamientos de la temporada en El Requexón./ELOY ALONSO
El técnico Sergio Egea, pensativo, durante uno de los últimos entrenamientos de la temporada en El Requexón. / ELOY ALONSO

El técnico argentino se mantendrá, salvo sorpresa, como entrenador del Oviedo la próxima temporada | El club puede anunciar en los próximos días la decisión, que se encuentra pendiente solo de su confirmación por Arturo Elías

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La primera incógnita en la planificación deportiva del Real Oviedo para la próxima temporada parece cercana a despejarse. Salvo sorpresa de última hora, el técnico Sergio Egea continuará en el banquillo oviedista la campaña 2019-2020. El club solo se encuentra pendiente de que el máximo responsable del Grupo Carso para la inversión en la entidad azul, Arturo Elías, dé su visto bueno a la permanencia en el Real Oviedo.

La continuidad de Sergio Egea puede confirmarse públicamente en los próximos días y, a partir de ahí, se comenzará a trabajar en otros capítulos de la planificación. Lo primero, en las decisiones sobre incorporaciones y bajas de la plantilla para el próximo curso.

El técnico argentino expresó en varias ocasiones su ilusión por seguir en el club, lo que lleva a pensar que no habrá problemas para que ambas partes alcancen un acuerdo y puedan firmar la continuidad del entrenador, que iniciaría su tercera temporada al frente del equipo azul, después de llevarlo al ascenso en la campaña 2014-2015 e iniciar la siguiente como técnico hasta su salida después de 29 jornadas y con el equipo en posiciones de 'play off'.

No obstante, el propio entrenador dejó claro desde su llegada en esta segunda etapa que el acuerdo alcanzado con el club azul era solo para los siete encuentros que faltaban en aquel momento de la temporada. Sin embargo, Sergio Egea siempre recalcó su ilusión por continuar en una entidad con la que se ha sentido identificada desde el primer momento.

«Estoy muy agradecido por estos siete partidos. La gente del Oviedo siempre me ha apoyado. No quiero presionar ni nada, aunque para mí sería una felicidad muy grande poder continuar», dijo en la sala de prensa del estadio de El Sadar. Unas palabras con las que reconocía que la decisión final se encontraba en manos del club. En concreto en las de Arturo Elías y Joaquín del Olmo.

Más Real Oviedo

Sergio Egea es una persona de la máxima confianza del Grupo Carso, con el que, tal como recordó el pasado sábado, lleva trabajando desde hace dieciséis años. De hecho, fue el primer entrenador contratado por este grupo empresarial cuando asumió de forma directa la gestión deportiva de la entidad.

El entrenador argentino abandonó el club en la temporada 2015-2016 después de un incidente que tuvo en un entrenamiento con varios jugadores. Egea acordó entonces su adiós y dio paso en el banquillo a David Generelo, con el que el conjunto azul, tras un mal final de temporada, no logró meterse entre los seis primeros de la clasificación.

Concluida esa etapa en Oviedo, Egea se incorporó al Pumas mexicano, en el que se convirtió, primero, en responsable de las categorías inferiores y, posteriormente, en entrenador del primer equipo.

Su nombre sonó esta temporada como candidato al banquillo del Murcia, pero finalmente no se produjo su incorporación. Pero sí fue elegido por el Real Oviedo tras la salida del club de Juan Antonio Anquela. Un ejemplo de su buena sintonía con Arturo Elías se produjo la pasada semana cuando se desplazó a Madrid, junto a Joaquín del Olmo y Michu, para reunirse con el empresario mexicano. El propio Arturo Elías hizo público el encuentro a través de sus redes sociales y anunció que se estaba trabajando en el futuro de la entidad.

Esta presencia de Sergio Egea junto a los responsables de la parcela deportiva del club ya dio pistas sobre su posible continuidad ya que se interpretó como una ratificación de la confianza en el técnico. No obstante, el propio Egea aseguró que solo se trataba de una reunión de trabajo, sin que significara su continuidad, que siempre dijo dependería de los dirigentes oviedistas.

Entre las claves para que la continuidad del argentino se produzca está su conocimiento del club y del entorno del mismo. Sergio Egea, tanto en su primera etapa como en la actual, ha contactado con la afición. Una prueba de ello fue el momento de su despedida en la temporada 2015-2016, cuando fueron muchos los aficionados que se acercaron al Carlos Tartiere para mostrarle su apoyo.

El entrenador oviedista durante toda su estancia en la entidad oviedista siempre se caracterizó por lanzar mensajes optimistas y elogiosos hacia el club y su gestión. A su llegada hace siete jornadas, expresó siempre confianza en poder alcanzar el objetivo de meterse en el 'play off', aun en los momentos más complicados, cuando las opciones se alejaban.

Sergio Egea, en este sentido, insistió en varias ocasiones en que se podían dar los resultados necesarios en otros campos porque, afirmó, «siempre hay accidentes». El pasado sábado, tras no lograr el objetivo, sus primeras palabras fueron para pedir disculpas a la afición por no haber podido alcanzar esa anhelada sexta plaza.

Además, desde su aterrizaje en Oviedo, siempre tuvo buenas palabras para el anterior cuerpo técnico y también para los jugadores, de los que siempre elogió su compromiso y forma de entrenar y competir. También se ha mantenido muy dialogante con los jugadores desde su llegada y ha mantenido charlas individuales con la mayor parte de los componentes de la plantilla para tratar de exponerles sus intenciones, así como para conocer de primera mano cómo veían la situación del equipo.

Sergio Egea se considera un ganador que quiere que sus conjuntos salgan siempre a por la victoria y no a especular con lo que pueda hacer el rival. Una de sus primeras decisiones en cuanto al sistema fue pasar a jugar con cuatro defensas y dos delanteros. No obstante, en el partido frente al Tenerife, optó por reforzar el centro del campo con tres centrocampistas y un único delantero.

Además, ha mantenido la confianza en los jugadores de la cantera ya que apostó por Jimmy como titular, como venía haciendo Anquela en las últimas jornadas, y también contó con el centrocampista Viti y el delantero Steven. Este último ocupó la plaza de Toché, que, no obstante, fue titular en la última jornada de Liga, pese a que se había quedado fuera de varias convocatorias. Del mismo modo, también dejó en el banquillo al defensa Alanís, que con Anquela venía siendo uno de los titulares habituales en el centro de la defensa.

Ahora, a la espera de que se confirme de forma oficial su continuidad, el técnico argentino podrá afrontar una nueva temporada desde el inicio y con un plantel en el que podría intervenir a la hora de su confección, ya que siempre abogó por el trabajo colectivo de todos los estamentos de la entidad.