Real Oviedo 3-3 Córdoba

El Real Oviedo se dispara al pie

Los jugadores del Real Oviedo celebran uno de los goles./Álex Piña
Los jugadores del Real Oviedo celebran uno de los goles. / Álex Piña

El conjunto carbayón empata en un choque frenético en el que dilapidó su ventaja frente al colista

Iván Álvarez
IVÁN ÁLVAREZ

Duro revés del Real Oviedo en su intención de refrendar su candidatura al 'play off' de ascenso. El conjunto dirigido por Juan Antonio Anquela cedió un empate ante el Córdoba (3-3) en un duelo esquizofrénico en el que desperdició una renta de dos goles y no pudo sujetar la ventaja que le devolvió Joselu al ejecutar con precisión un golpe franco en la recta final.

El conjunto azul desarboló la permeable zaga del Córdoba y pareció encarrilar su triunfo en nueve minutos. Con la entrada de Carlos Hernández, Ibra regresó a la titularidad cuatro meses después y no demoró en justificar la elección de Juan Antonio Anquela. Cuando todavía no se habían cumplido dos minutos, descargó de cara un balón que terminó en la orilla izquierda, donde Saúl Berjón y Javi Hernández combinaron.

Más información

En el segundo balón servido por el extremo ovetense, Álex Menéndez trató de despejarlo, pero lo dejó muerto en el corazón del área, donde apareció Ibra para empujarlo a la red. El senegalés engalanó su regreso a la titularidad con un toque preciso para que Saúl Berjón sacase la escuadra y el cartabón diseñando un ángulo en su disparo desde la frontera del área inalcanzable para Marcos Lavín.

El conjunto carbayón manejó el ritmo de los compases iniciales a su antojo frente a un Córdoba con más agresividad que armonía en su entramado defensivo, al que se la acumulaban las vías de agua. Con el agua al cuello, el naufragio califal estuvo a punto de concretarse a los diecisiete minutos, con un testarazo de Ibra que se fue lamiendo el poste tras un gran servicio desde el costado izquierdo de Javi Hernández. El senegalés, un dolor de muelas para una defensa que vive en bucle en el sillón del odontólogo esta temporada, siguió escarbando con una dejada pecho para dejarle franco el disparo a Saúl Berjón al borde del área, pero el ovetense no pudo dirigir su remate entre los tres palos.

El primer amago de susto para el Tartiere llegó a la media hora, con un pase en profundidad de Chus Herrero a la espalda de Alanís que encontró al recién ingresado al terreno de juego Piovaccari, pero al corpulento delantero italiano se le encasquilló el gatilllo y la jugada terminó en córner. Más rápido estuvo para armar un disparo que se el disparo dos minutos más tarde tras un desajuste de la zaga azul que terminó con un remate al lateral de la red.

Ajustó la mira el italiano y al tercer intento hizo diana. Tras una pérdida de Alanís, se hizo con el balón en la zona de tres cuartos y trató de combinar con Andrés Martín. Christian Fernández lo impidió, pero el balón salió rebotado y el veterano delantero conectó un zurdazo que batió a Champagne.

Los azules soltaron las riendas del choque, sin la chispa ni la fluidez necesaria para gobernar el juego. Al filo del descanso, se llevaron un nuevo susto los carbayones tras un balón cabeceado por Piovaccari que le cayó franco a Andrés Martín, quien conectó un disparo que detuvo en dos tiempos Champagne.

La segunda mitad arrancó con la voluntad azul de arrebatarle el control a los visitantes. Se estiraron los de Anquela con una dejada de Ibra que Saúl Berjón, obstaculizado por Chus Herrero, no pudo embocar. El central maño dio la réplica, al cabecear ligeramente desviado un centro llovido al segundo palo. Ibra probó desde fuera del área con un remate con más intención que precisión que desvió el cancerbero de los cordobeses antes de que Anquela tratase de recuperar las riendas al dar entrada a Javi Muñoz en sustitución de un desacertado Bárcenas.

Ibrahima volvió a la carga, pero no consiguió esquinar un disparo repelido sin apuros por Marcos Lavín. En el desbarajuste local, el Córdoba comenzó a perder el miedo y cada vez que los visitantes cruzaban la divisoria se desencajaban las piezas de la retaguardia. El cortocircuito se confirmó tras una falta lateral al borde del área cometida por Alanís. La jugada a balón parado la lanzó Álex Menéndez, que estrelló su golpeo en la barrera. Fernández cabeceó el balón, Carlos Hernández no acertó a despejarlo y dejó solo frente a Champagne a Alfaro, que no falló en su remate e igualó el marcador.

Tras el toque de corneta de Anquela al retirar a Alanís para situar toda la pólvora sobre el césped con Toché minutos después de introducir a Joselu, el choque mutó definitivamente en correcalles. De las Cuevas puso a prueba a Champagne, que respondió con una buena mano abajo para desviar su remate a saque de esquina y el Oviedo respondió con contudencia.

Joselu ejecutó magistralmente un golpe franco al borde del área para alivio del Tartiere. Una sensación de calma efímera que dinamitó Andres Martín con una volea a la salida de un córner botado por Aguado. Toché tuvo la última en el añadido, pero a su remate le faltó precisión para deshacer unas tablas que suponen un paso en falso del conjunto carbayón en su carrera hacia el sexteto de cabeza.

3 Real Oviedo

Champagne; Carlos Martínez, Carlos Hernández, Alanís (Toché, m. 75), Christian Fernández, Javi Hernández; Bárcenas (Javi Muñoz, m. 61), Jimmy, Folch (Joselu, m. 71), Saúl Berjón; e Ibra

3 Córdoba

Marcos Lavín; Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Álex Menéndez; Álex Vallejo, Carbonell (Aguado, m.85); De las Cuevas, Alfaro, Jaime Romero (Piovaccari, m. 29) (Javi Lara, m. 76); y Andrés Martín

Árbitro:
Arcediano Monescillo (Comité Castellano-manchego). Amonestó a los locales Jimmy, Alanís y Javi Muñoz; y a los visitantes Carbonell, De las Cuevas y Álex Menéndez.
GOLES
1-0: m. 2, Ibra. 2-0: m. 9, Saúl Berjón. 2-1: m. 39, Piovaccari. 2-2: m. 68, Alfaro. 3-2: m. 83, Joselu. 3-3: m. 87, Andrés Martín.
Incidencias:
Carlos Tartiere, 13.363 espectadores