Egea sube el ritmo y pide un punto más a los suyos

Egea pidió intensidad a sus jugadores en el entrenamiento. / SEMENYA
Egea pidió intensidad a sus jugadores en el entrenamiento. / SEMENYA

El técnico pidió intensidad en la presión en una sesión de carácter táctico en la que no participó Lolo

M. SUÁREZOVIEDO.

El Real Oviedo afrontó el tercer día de trabajo -quinta sesión de la semana- con el protagonismo del balón y una demanda de mayor de intensidad en el juego y en los movimientos por parte del técnico Sergio Egea. El argentino acabó la sesión contento con el trabajo de los suyos, a los que le insistió en la importancia de crear espacios a base de movimientos hasta en los saques de banda. El argentino pidió agresividad en la presión en un partidillo en el que no participaron ni Riki ni Roberto Sierra, aunque sí lo hicieron en el resto del entrenamiento.

Quien no saltó al césped fue Lolo, que ya se retiró el martes en el entrenamiento vespertino por precaución tras sentir unas molestias.

La sesión de ayer tuvo la particularidad de ser la única del día y será el único en que se dé esta circunstancia en toda la semana, ya que el resto de días el equipo tiene previstas dobles sesiones.

El entrenamiento tuvo fases físicas y también tácticas, en las que el técnico pidió un plus a los suyos a la hora de presionar al rival y buscó que sus jugadores abrieran campo para buscar huecos.

En uno de los equipos, con Alberto en portería, el argentino dispuso una defensa formada por Diegui, Javi Fernández, Christian y Jero, y colocó por delante a Cortina y Omar en mediocampo y a Viti, Borja, Ibra y Steven en los flancos y en la punta, respectivamente.

El otro 4-4-2 estuvo dispuesto a partir de la portería de Alfonso. El esquema del segundo equipo tuvo en la defensa a la pareja de centrales Carlos Hernández-Ugarte y a Lucas y Mossa ocupando las bandas, con Sangalli y Saúl por delante. El doble pivote lo formó la dupla Jimmy-Tejera y en punta buscaron hacer daño en tres cuartos Joselu y Javi Cueto.

Para la sesión de hoy está previsto un incremento de exigencia física en el entreno matutino. Tanto hoy como mañana, el cuerpo técnico cerrará la puerta en horario vespertino.