Real Oviedo

Real Oviedo | Egea ya tiene toda su pólvora

Los delanteros oviedistas Joselu, Ortuño e Ibra./ELOY ALONSO / MANUEL ALEXANDER
Los delanteros oviedistas Joselu, Ortuño e Ibra. / ELOY ALONSO / MANUEL ALEXANDER

La vuelta de Joselu y la permanencia de Ibra tras el cierre de mercado elevan las opciones de apostar por un 4-4-2 comandado por Ortuño | El técnico del Real Oviedo dispone por primera vez de los tres puntas de la plantilla

MARÍA SUÁREZOVIEDO.

El entrenador oviedista Sergio Egea nunca escondió su predilección por jugar con dos delanteros, esquema que afirmó no poder poner en marcha por las bajas. Una de ellas, la de Joselu, se ha visto resuelta esta misma semana con la disponibilidad del onubense para entrar en la lista. Con el andaluz recuperado tras su intervención de menisco, el técnico azul tiene por primera vez a los tres delanteros de la plantilla disponibles de cara a conformar la convocatoria y diseñar un once acorde a la misma.

Con Alfredo Ortuño en estado de gracia -dos goles en tres partidos- su condición de delantero titular es indiscutible. El de Yecla jugó las dos primeras jornadas como único punta, con Lolo como hombre ligeramente adelantado respecto a la medular llegando por detrás. Experimentó en Fuenlabrada lo que es tener compañía en ataque de inicio el tiempo que Sangalli actuó como segundo delantero.

Precisamente la única ausencia -junto al sancionado Tejera- que tiene el cuerpo técnico para el domingo es la de Bárcenas. El internacional panameño, concentrado con su selección desde el pasado sábado, era la segunda figura que, en palabras de Egea, le condicionaba la puesta en marcha del 4-4-2. Sin embargo, y con el extremo convocado, el argentino ya dispuso en la última jornada el dibujo con dos puntas y lo hizo sin contar con el panameño. La ausencia de Bárcenas no parece, por tanto, tan determinante como lo era en el esquema mental con el que el técnico inició el trabajo en verano. Sin él, y sin Joselu, dejó hueco al trivote en las primeras jornadas, pero ahora y tras el ensayo con dos delanteros de la pasada jornada, el 4-4-2 parece volver a ganar terreno en el libreto táctico del argentino. Sin haber recogido demasiados frutos de recolocar a Sangalli como segunda punta -uno de los hombres más desequilibrantes, pero en banda-, las opciones de mantener el sistema se amplían con la vuelta de Joselu y la permanencia en plantilla de Ibra.

Parece difícil que el onubense juegue de inicio al no tener ritmo de competición y haber estado parado más de un mes, pero no tanto que disponga de minutos. En el caso del africano, puede que el cierre de mercado y su permanencia en la plantilla aumenten sus posibilidades de incrementar su participación. Hasta ahora el delantero senegalés solo disputó un par de minutos del añadido en la primera jornada, pero ahora ya no compite por ellos con el punta del filial Samuel Obeng, utilizado por Egea como revulsivo en los dos primeros partidos de Liga. El jugador del Vetusta, que estrenó su casillero de goles en su debut ante el Dépor, volvió a la dinámica del B y fue el artífice de los dos tantos con los que los de Javi Rozada derrotaron al Langreo. Sin embargo, no se entrena ya con el primer equipo y el cuerpo técnico parece haber decidido apostar por los delanteros de la primera plantilla.

También Omar Ramos puede completar la dupla de ataque a falta de Bárcenas, aunque esa opción ya no convenció a Egea ante el Fuenlabrada y optó por recolocar a Sangalli para hacerle hueco en banda.

El sistema predilecto de Egea implica reducir a dos los hombres en el centro del campo, tal y como ocurrió la última jornada. De ser así, Jimmy, Cortina, Lolo e incluso Riki -que trabajó con el primer equipo- optarían a esos dos huecos tras la roja vista por Tejera en el Fernando Torres.

Más Real Oviedo