«Fui a Oviedo a ayudar a subir al equipo a Primera; me quedo con esa espina»

«Fui a Oviedo a ayudar a subir al equipo a Primera; me quedo con esa espina»
Varela, en El Requexón, durante su etapa como jugador azul. / ELOY ALONSO

Francisco Varela. Lateral izquierdo del Rayo Majadahonda y Exjugador del Real Oviedo

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Risueño como de costumbre, Francisco Varela (Atarfe, Granada, 1994) descuelga el teléfono ante la llamada de EL COMERCIO tras concluir el entrenamiento del Rayo Majadahonda en Las Rozas, el antepenúltimo antes de afrontar su reencuentro con el Real Oviedo. Un duelo diferente, que trasladará al Wanda Metropolitano alguna pequeña piquilla sana surgida en El Requexón. «Ojalá se dé una falta para tirar porque Alfonso me retaba mucho en los entrenamientos y le tengo ganas», afirma socarrón el lateral andaluz, que apostilla que «obviamente» no celebraría esa diana.

-Después de dos años sin apenas minutos, el fútbol le sonríe en el Rayo Majadahonda.

-A nivel individual estoy muy contento porque la confianza que me está dando el entrenador es algo que buscaba. En el colectivo, las cosas también van bien, después de ese buen resultado del lunes ante un equipo grande que fue doble felicidad por haber estado dos años en el Oviedo (ríe).

-Encontró acomodo en un equipo con una propuesta que no es frecuente en Segunda División.

-Sí, la idea desde el primer día ha sido intentar ser protagonistas. Al míster le gusta tener el balón para crear espacios a la espalda de la defensa y aprovecharlos con la gente rápida que tenemos arriba. Por mis cualidades me beneficia mucho y estoy disfrutando de ello también.

-¿Qué tipo de partido esperan?

-Será un partido muy duro, con mucha intensidad porque Anquela se la imprime a todos sus jugadores en sus equipos desde el inicio. Sabemos que los tres de arriba son tres balas y gente de mucha calidad a los que tendremos que estar atentos en defensa. A pesar del rival, tenemos que ser fieles a nuestro estilo. En el partido del Sporting aprovechamos muy bien los espacios y así llegaron los goles.

-¿Ve muchas diferencias en este Oviedo y el del curso pasado?

-Es difícil de decir porque no estoy en el día a día, pero sí que veo a la gente contenta. Alfonso me ha hablado muy bien de todos los fichajes y las incorporaciones me han gustado bastante. Bárcenas y Tejera son gente de mucha calidad y, con los fichajes que ha hecho, el Oviedo seguro que va a estar arriba.

-Oviedo fue su primera casa lejos de Andalucía y sufrió una lesión de rodilla. No es un tópico eso de que le hizo crecer en lo humano.

-Exacto. Salía por primera vez de Andalucía y la adaptación me costó un poco, pero empecé jugando con Fernando Hierro. Luego dejé de jugar, vino la lesión y fue un año complicado, pero me quedo con la gente que me ha apoyado, que ha sido bastante. A nivel individual no logré demostrar lo que tengo dentro, pero me quedo con la afición y lo bonita que es aquella tierra.

-¿Tiene esa espina de no haber echado raíces deportivas en el Tartiere?

-Sí, fui allí para seguir muchos años allí porque mi idea era ayudar a subir al equipo a Primera División. Cuando llegué todo me recordó mucho al Betis y mis expectativas eran jugar lo máximo posible, ilusionar a la afición y demostrar lo que llevo dentro. Me quedo con esa espina de no demostrar el fútbol que llevo a cabo aquí.

-Fueron de más a menos. ¿Dónde estuvo la clave, faltó gasolina o los rivales le contrarrestaron?

-Sí es cierto que la temporada pasada se repitió bastante el mismo once, son 42 jornadas y eso las piernas lo notan, pero te pones a pensar y si no pinchas en León te podías haber metido en 'play off'. Llegan casi todos los equipos con la misma gasolina, fresco no vas a estar, pero la mayoría de los equipos tampoco tienen plantillas en las que se repartan todos los minutos.

-El equipo sí mostró un paso al frente y conserva a puntales como Ramón Folch y Saúl Berjón.

-El primer año fuera de casa nos costaba mucho meternos en el partido, el pasado ya no. Ramón es un jugador que da mucho equilibrio al centro del campo y Saúl para mí es un jugador de Primera División. Tiene unas cualidades tremendas y el Oviedo tiene que aprovecharlo al máximo.

-¿Ya ha puesto en alerta a Iza, al que le tocará sufrirle?

-Sí, ya hablé con él, pero está con una confianza muy grande porque lleva tres goles siendo lateral. También Saúl tendrá que correr algo (ríe).

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos