La losa de los pinchazos en casa

El exoviedista Boateng salta con el jugador del Zaragoza Javi Ros, durante el partido disputado en el Tartiere en la primera vuelta, que terminó con la contundente derrota por 0-4 de los de Anquela./Á. P.
El exoviedista Boateng salta con el jugador del Zaragoza Javi Ros, durante el partido disputado en el Tartiere en la primera vuelta, que terminó con la contundente derrota por 0-4 de los de Anquela. / Á. P.

Los jugadores azules lograron, sin embargo, los mejores números como visitantes desde la vuelta a Segunda División El Real Oviedo dejó escapar 24 puntos esta temporada en el Carlos Tartiere

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Al Real Oviedo le faltaron esta temporada cinco puntos para meterse en el 'play off'. Los mismos que le distanciaron en la campaña de su vuelta a Segunda División. Sin embargo, a la hora de buscar explicaciones en este curso, queda claro que se escaparon en el Carlos Tartiere, donde los azules firmaron sus peores números desde el regreso al fútbol profesional. De hecho, de nada sirvió que, paralelamente, lograran sus mejores cifras como visitantes de los cuatro últimos cursos.

En la recién finalizada temporada, el 'play off' estuvo más caro que en las campañas precedentes ya que hicieron falta 68 para ser sextos, mientras que en la anterior fueron necesarios tres menos (65), los que sumó el conjunto ovetense pese a lo que quedó fuera por la diferencia de goles con el Numancia, que a la postre se colocó sexto.

Con Sergio Egea en el banquillo hasta la vigesimonovena jornada y luego con David Generelo, el 'play off' se jugó en la temporada de la vuelta de los azules a la Liga de Fútbol Profesional con 64 puntos, mientras que la siguiente fue la más 'barata', con 63.

Entre las muchas causas que condujeron a que esta temporada fuera necesario sumar 68 puntos aparece la retirada del Reus a mitad de competición, con lo que todos los equipos sumaron tres puntos más en la segunda vuelta. Además, los conjuntos de la zona baja, en especial el Córdoba y el Nástic, se quedaron descolgados muy pronto y ninguno de ellos alcanzó los 40 puntos. En general, los equipos de la zona baja lograron menos, como lo demuestra que la salvación se situó en 46 puntos (el Rayo Majadahonda sumó 45), mientras que en los cursos precedentes se descendió con 47 en una ocasión y con 48 en otras dos.

Los oviedistas venían siendo en las últimas campañas un bloque sólido y con buenos números cuando jugaban ante los suyos, lo que les colocaba siempre en la parte alta de la clasificación de locales.

En la campaña 2015-2016, el Real Oviedo logró sumar 40 puntos en el municipal ovetense, siendo el séptimo mejor equipo en su campo. Sin embargo, en los partidos a domicilio únicamente logró 19 puntos, lo que le dejó en la zona baja de la tabla como visitante, ocupando la decimosexta posición. Al final, los 59 puntos acumulados le dejaron a cinco de meterse en el 'play off', sobre todo por culpa de un mal final de campaña que le hizo llegar a la última jornada sin opciones de estar entre los seis primeros. La única vez que sucedió en los últimos cursos, ya que en el resto, aunque remotas, siempre se mantuvo con opciones de meterse en la cuadragésimo segunda jornada.

Los peores registros de los ovetenses a domicilio en los últimos cuatro años tuvieron lugar en la temporada 2016-2017, con Fernando Hierro en el banquillo. En esa temporada el equipo únicamente fue capaz de hacer 17 puntos. Eso colocó a los carbayones en la peor posición de la clasificación de visitantes (en la decimoséptima posición).

Por el contrario, el equipo de Fernando Hierro ofreció buenas prestaciones en el Carlos Tartiere, donde sumó 44 puntos, lo que le situó como el tercer mejor local de Segunda. Sin embargo, el conjunto azul llegó a los 61 puntos, a dos de la sexta plaza, en la que se metió el Huesca de Juan Antonio Anquela en la última jornada.

El técnico jienense se incorporó al conjunto azul en la temporada siguiente, en la que más cerca quedó de la sexta plaza. Los del técnico jienense, sin embargo, tropezaron también con el escollo del rendimiento a domicilio. En total, solo se sumaron como visitantes 19 puntos, lo que dejó a los ovetenses como el decimotercer equipo visitante. En el municipal ovetense, el conjunto azul ofreció los mejores números de estas cuatro temporadas, con 46 puntos, lo que le convirtió en el tercer mejor local de esa campaña. La diferencia de goles particular con el Numancia, sin embargo, dejó a los ovetenses sin el premio de poder pelear por el ascenso.

En el recientemente terminado curso, los ovetenses cambiaron su tendencia de los anteriores, pero tampoco fue suficiente para meterse entre los seis primeros, pese a alcanzar la última jornada con posibilidades, aunque remotas. El Oviedo sumó la pasada campaña 24 puntos lejos del Carlos Tartiere, su mejor registro, pese a lo que en la clasificación como visitante quedó en una discreta novena posición. Entre esos puntos están los tres sumados ante el Reus, sin jugarse el partido por la retirada del conjunto catalán.

Por el contrario, el equipo fue el año que menos puntos logró en su estadio, 39, quedando en la quinta posición como local. Esos datos demuestran que todos los equipos mejoraron su rendimiento lejos de su estadio a lo largo de toda la temporada.

Al final, el conjunto carbayón se quedó a cinco puntos de la sexta posición, después de perder en la última jornada ante Osasuna, aunque ni la victoria le hubiera clasificado para el 'play off'.