El Real Oviedo mete la directa

El Real Oviedo mete la directa
Los jugadores azules se despiden de la afición tras el partido disputado ante el Cádiz el pasado domingo en el Carlos Tartiere. / PABLO LORENZANA

Los azules son, junto a Osasuna, el mejor equipo en los cinco partidos que van del presente año

RAMÓN JULIO GARCÍA

El cambio de año le ha sentado especialmente bien al Real Oviedo, que ha logrado dar la vuelta a su situación de forma radical en los cinco encuentros que se han disputado y con ello se ha acercado a dos puntos de la zona de 'play off', que parece el objetivo de los azules este curso.

Los de Anquela han sumado 12 de los 15 últimos puntos en juego, algo que solo ha logrado hacer otro equipo, el Osasuna, que merced a esa buena racha se ha situado en la tercera posición de la clasificación, empatado con los dos primeros. Tras los ovetenses y navarros, los mejores números de las últimas cinco jornadas son para el Numancia y Málaga, que suman 11, mientras que Sporting, Deportivo y Mallorca acumulan 10.

El conjunto azul se fue al parón de Navidad sumido en un mar de dudas, a ocho puntos de la sexta plaza de la clasificación, que entonces ocupaba el Cádiz, al que con la victoria de ayer los de Anquela ahora ya aventajan en un punto. Desde entonces, el equipo ovetense comenzó la remontada y dio la vuelta a una situación que tenía en entredicho al técnico.

La mejoría defensiva es ahora una de las claves de los ovetenses

El panorama para los azules no era bueno, ya que el mes de enero se presentaba con un calendario complicado, con tres encuentros lejos del Carlos Tartiere (Numancia, Extremadura y Zaragoza) y otro como local (Tenerife).

El once carbayón, además, seguía en una situación complicada por el elevado número de bajas que acumulaba, lo que le hizo afrontar el último encuentro del pasado año con siete ausencias.

Sin embargo, todo comenzó a cambiar con el gol, en el descuento, de Christian Fernández en el estadio de Los Pajaritos, que sirvió para dar tres puntos al equipo y comenzar a calmar las aguas, todavía revueltas.

La receta que aplicó el técnico para salir de la crisis fue mantener el sistema con tres centrales, que ya la pasada campaña había dado buenos resultados. A eso se unió que el equipo aprendió a madurar los partidos y, sobre todo, dar un paso en la solidez defensiva, como pilar para que los resultados comenzaran a llegar.

Más Real Oviedo

En los cinco primeros encuentros de este año el equipo ovetense solo ha encajado cinco goles, logrando dejar en dos ocasiones, ante el Tenerife y Extremadura, la portería a cero. También mejoraron las prestaciones ofensivas, con ocho goles a favor. Una de las claves en las áreas para el conjunto ovetense fue la mejoría en las acciones a balón parado, cortando, por un lado, el elevado número de goles que el equipo encajaba en ese tipo de acciones y, por otro, aprovechando las que tenía a favor.

Los de Anquela en este 2019 apuestan por la presión sobre el rival para buscar las transiciones rápidas y solo discuten la posesión al rival cuando van por delante en el marcador. El claro ejemplo de ello fue lo sucedido el domingo en la segunda mitad ante el Cádiz, cuando el equipo fue capaz de disfrutar de posesiones más largar y evitar así que los gaditanos le generaran peligro.

El reto ahora para los azules está en mantener la dinámica, a medida que se van recuperando efectivos, lo que parece que se irá prodiciendo en las próximas jornadas con la vuelta de jugadores llamados a tener un papel protagonista, como Sául Berjón, Omar Ramos o Forlín, en la fase final de su recuperación.

Síguenos en: