Real Oviedo

Real Oviedo | La realidad contra los números

Tejera pelea por despejar un balón en presencia de Gustavo Blanco./ÑITO SALAS
Tejera pelea por despejar un balón en presencia de Gustavo Blanco. / ÑITO SALAS

El conjunto azul dejó en Málaga muchas de sus opciones de 'play off', pero promete pelea hasta el final | Egea aún cree que es posible meterse entre los seis primeros, convencido de que en el tramo final se producen resultados sorprendentes

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Los números dicen una cosa, pero la realidad dice otra. El Real Oviedo se dejó el pasado lunes buena parte de sus opciones de meterse en el 'play off' en La Rosaleda, por mucho que todavía le queden opciones matemáticas de poder alcanzar la sexta plaza, teniendo en cuenta los enfrentamientos directos que se tienen que dar en los cuatro encuentros que restan.

El mensaje que sale del vestuario azul es de pelear hasta el último encuentro en busca de que los resultados del resto de aspirantes les puedan favorecer. Lo que parece claro es que para ello es necesario sumar los 12 puntos que quedan por disputarse.

Más noticias

Tras el jarro de agua fría sobre las aspiraciones que supuso la derrota de Málaga, en la que el equipo ofreció una mala imagen ante un rival que jugó con diez jugadores una hora de partido, el mensaje más optimista fue el del entrenador, Sergio Egea, que apostó por mantener las esperanzas a pesar del revés.

El técnico argentino basó buena parte de sus esperanzas en las situaciones que, en muchas ocasiones, se dan en las últimas jornadas de los campeonatos, con resultados inesperados. «Creo que al final de Liga va a haber muchos movimientos, muchos resultados sorprendentes», dijo el técnico azul en la sala de prensa de La Rosaleda. Por eso, aunque reconoció que «quedan pocos partidos y todo lo que no sea sumar es un retroceso», insistió en su confianza en que «daremos pelea hasta al final».

La conclusión del entrenador tras la derrota y que el equipo se quedara a cinco puntos de la promoción fue que lo que les queda es «tener fe, ser optimistas». Incluso, encontró en el comportamiento de sus jugadores, pese a la derrota, algunas cosas positivas.

Más complicado lo veían los jugadores azules tras el partido, como fue el caso de uno de los capitanes, Christian Fernández que reconocía tras el partido que «opciones matemáticas hay, pero virtualmente es imposible» y recordó que al Málaga le queda el partido ante el Reus en el que sumará los tres puntos, por lo que sería necesario un pleno y esperar el fallo del blanquiazul.

No obstante, el defensa cántabro, entendiendo la dificultad de la empresa, tiene claro que no les queda otra que salir a ganar todos los encuentros que restan, no solo pensando en la clasificación.

Christian Fernández dejó claro que «el objetivo es ganar los cuatro partidos que quedan» y la justificación para ello es clara «representamos al Oviedo, por profesionalidad y por quedar lo más arriba posible».

En una línea parecida se pronunció el delantero Joselu que advirtió de que el vestuario estaba hundido tras la derrota, pero dejó claro que la idea es seguir compitiendo hasta el final. El mensaje del onubense fue claro en ese sentido y afirmó que ahora lo que les toca es «levantarse y dar la cara por un equipo, por el escudo, el club y la afición». En los cuatro encuentros que faltan para acabar la competición el delantero considera que lo que tienen que hacer es «sumar todos los puntos posibles».