Real Oviedo

Real Oviedo | Vuelta al tajo marcada por la ilusión

Los jugadores oviedistas que volvieron ayer a los entrenamientos, con la ausencia de Champagne, posaron antes de iniciar el trabajo de pretemporada./SEMEYAPRESS
Los jugadores oviedistas que volvieron ayer a los entrenamientos, con la ausencia de Champagne, posaron antes de iniciar el trabajo de pretemporada. / SEMEYAPRESS

El Oviedo inició la pretemporada con una doble sesión de entrenamiento en El Requexón | Egea tuvo a sus órdenes a 24 jugadores, ya que el portero Champagne, operado en junio de la rodilla, trabajó al margen del grupo

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La ilusión del primer día marcó el inicio de la pretemporada del Real Oviedo, que ayer se puso en marcha en El Requexón. Las caras nuevas fueron solo las de los dos fichajes que el club carbayón ha realizado hasta el momento, el defensa Javi Fernández y el extremo Marco Sangalli. Los otros nuevos son más conocidos, ya que se trata de los jugadores del filial.

La primera jornada de trabajo para los azules comenzó a las nueve de la mañana, cuando comenzaron a llegar los jugadores a las instalaciones de El Requexón. Los habituales saludos y presentación de los recién llegados dieron paso a la primera charla del cuerpo técnico a los jugadores, dándoles la bienvenida y luego ofreciéndoles explicaciones de lo que les espera a los futbolistas en los próximos días.

Las pretemporadas ya no son como las de antes, en las que los jugadores trabajaban en playeros y apenas tocaban la pelota en los primeros días. Desde el primer momento fue protagonista en el campo número uno el balón, que estuvo presente en las dos primeras sesiones del equipo.

Más Real Oviedo

La novedad del cuerpo técnico azul es el preparador físico Alberto Martínez, que tras dos temporadas en el Vetusta ha dado el salto al primer equipo. El ovetense tuvo especial protagonismo en el primer día de trabajo y llevó el peso de los ejercicios. Por la mañana, tras el calentamiento, comenzaron los ejercicios con balón, con rondos y otras actividades para que los jugadores fueran comenzando a sudar.

Por la tarde, el técnico dirigió una sesión en la que de nuevo el balón estuvo presente, con dos partidillos en espacios reducidos. En ellos participaron todos los componentes de la plantilla, excepto el portero Champagne.

El guardamenta argentino no saltó al campo por la mañana y permaneció en el gimnasio realizando trabajo específico para seguir con la recuperación de la intervención de menisco a la que fue sometido a principios del mes de junio. Por la tarde sí saltó al césped para trabajar junto al recuperador, Michi. El portero realizó carrera y algunos ejercicios, pero sin pasar por la portería.

Las bromas entre los futbolistas marcaron las dos sesiones del equipo y en las caras de los siete jugadores del filial se mostraba la sonrisa de la satisfacción de estar ante la oportunidad poder hacerse con un hueco en el equipo a lo largo de la temporada.

En la sesión matinal no hubo muchos aficionados, pero los pocos que acudieron no tuvieron muchas dificultades para reconocer a uno de los nuevos, el defensa Javi Fernández, que con su más de 1,90 de altura sobresalía sobre el resto de los componentes de la plantilla y fue objeto de algunos de los comentarios del público que se dio cita en El Requexón.

La sesión de ayer también tuvo otro punto de interés, ya que todavía no se conocen las equipaciones que lucirá el equipo esta temporada, pero ya se desveló como será la ropa de entrenamiento. Los jugadores lucieron sudaderas azul marino con el clásico diseño de la marca Adidas. Por su parte, la indumentaria del cuerpo técnico es verde también con el rayaddo habitual de la marca alemana.

El equipo volverá a entrenarse hoy en doble sesión de trabajo, ambas a puerta abierta en El Requexón, la matinal a las 10 horas y la vespertina a las 18. Ese será el plan para todos los días de la semana, salvo mañana, cuando se trabajará solo en la matinal. Además, las sesiones de tarde el jueves y viernes se desarrollarán a puerta cerrada y el sábado habrá partido ante el Vetusta.