Segunda prueba de la pretemporada para el conjunto azul

Buru, portero de la cantera. / E. A.
Buru, portero de la cantera. / E. A.

El Real Oviedo, en pleno rodaje, se enfrenta en su segundo amistoso a Unionistas de Salamanca en campo de El Florán, a las 19.30 horas

R. J. G.OVIEDO.

El Real Oviedo cerrará hoy su segunda semana de pretemporada con un partido amistoso ante Unionistas de Salamanca, que se disputará a las 19.30 horas en el campo de El Florán, en San Martín del Rey Aurelio.

El conjunto azul completó ayer dos nuevas sesiones de entrenamiento, ambas a puerta cerrada. En la matinal, la preparación se desarrolló en el gimnasio, con trabajo de descarga, tras la intensa semana de entrenamientos, mientras que por la tarde se trabajó en el campo y el balón volvió a tener protagonismo, así como el trabajo táctico y de estrategia.

La semana fue como la pasada, con dobles sesiones todos los días salvo el miércoles, que se trabajó solo por la mañana.

El equipo cerrará esta tarde la segunda semana de preparación y mañana la plantilla tendrá descanso, como hiciera la pasada con un partido. El pasado sábado fue ante el Vestusta y en esta ocasión será otro rival de Segunda B.

El técnico aprovechará el encuentro para realizar pruebas y podría verse al equipo con dos delanteros, después de que ante el filial utilizara un solo punta, con un mediapunta. Omar Ramos y luego Riki, actuaron por detrás de Joselu e Ibrahima, respectivamente en el primer ensayo.

Esa parece, por el momento, la única variante por la que apuesta el entrenador, que tiene claro que la defensa de cuatro no se moverá a lo largo de la temporada. En el centro del campo se mantendrá la también la línea de cuatro, con el reto de que el equipo sea capaz de llegar por las bandas y poner balones al área, que parece es el estilo del que el argentino quiere dotar al equipo esta temporada.

El técnico contará esta tarde con los jugadores del filial que realizan la pretemporada, pero el que podría no estar es Borja Sánchez, que esta semana se perdió varios entrenamientos por unas molestias que le recomendaron descansar.

Por otra parte, el portero del filial Lucas Díaz abandonó ayer el club y se comprometió con el Rayo Cantabria, filial del Racing de Santander, con el que ya fue presentado. El portero, que se incorporó la pasada campaña al Vetusta procedente del Compostela, había iniciado la pretemporada con Javi Rozada, pero finalmente optó por salir hacia tierras cántabras, por lo que se busca otro meta para el filial.