Cruce de pizarras añejas en el Wanda

Cruce de pizarras añejas en el Wanda
Antonio Iriondo y JuanAntonio Anquela. / E. C. / Pablo Lorenzana

Anquela e Iriondo, los dos técnicos de mayor edad de la categoría, confrontarán sus estilos

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Son dos entrenadores curtidos en infinidad de partidos en los modestos estadios del área metropolitana madrileña, que acumulan varias décadas de una experiencia en los banquillos que tratan de ampliar. Juan Antonio Anquela, el técnico que más partidos acumula en Segunda División de los veintidós equipos que la forman, afina los detalles de su batalla táctica este domingo ante Antonio Iriondo, debutante en la categoría pese a nacer cuatro años antes que el jienense.

Vehemencia frente a meditación. Son los rasgos que distinguen a los dos encargados de mover los hilos del duelo entre el Rayo Majadahonda y el Real Oviedo. Dos equipos liderados por dos veteranos que comparten los cincuenta como década de nacimiento y la pasada jornada emplearon un dibujo con dos centrales y dos carrileros para cosechar sus victorias en la pasada jornada.

Con la ambición de enlazar dos triunfos por primera vez este curso llega al conjunto carbayón a un encuentro que se antoja como un choque de pizarras con diferentes estilos. La templanza de Iriondo, que incluye el yoga en la preparación de sus jugadores, representa la actitud antagónica del mar de aspavientos que preside cada entrenamiento de Juan Antonio Anquela. «Nací así y moriré así. El día que no actúe de esa manera estaré empezando a ver que hay problemas», afirmó en una entrevista a este diario el capitán de la nave oviedista, que ayer ensayó la presión sobre la salida de balón y la forma de encontrar los huecos en la zaga del conjunto majariego, en previsión de un duelo entre el dominio del balón y el del espacio.

Más Real Oviedo

Los madrileños con 3.810 pases intentados (3.109 de ellos llegaron a su destino) son estadísticamente el equipo más asociativo de este inicio de temporada en Segunda División y han superado en porcentaje de posesión a cinco de sus ocho adversarios en su estreno en la categoría de plata del fútbol español. Un escenario que acoge de buen grado el conjunto carbayón, que se ha manejado a la perfección en ese contexto de penalizar las pérdidas y ha cosechado sus tres triunfos con menor cuota de balón que sus adversarios. «La posesión a veces es una gran mentira», proclamó a las puertas del choque ante el Albacete Anquela, que si bien reconoció que quien «sabe tenerla generalmente va a ganar» recordó que cuando los azules disfrutaron de ella en el Carlos Tartiere cometieron errores «y eso en el fútbol se paga».

Un elevado peaje que ha sabido hacer pagar a sus rivales Antonio Iriondo, que ha celebrado dos de sus tres triunfos en el Wanda Metropolitano, con un patrón común. Las alegrías han llegado con un menor porcentaje de posesión que el rival, explotando el vértigo de los inquilinos de su parcela ofensiva como también han conseguido los oviedistas. En ese minucioso combate táctico, Anquela advertía ayer con su vehemencia característica en la necesidad de vigilar con especial precaución los pases horizontales para que no sean castigados por la tropa de un veterano técnico que, al igual que él en Alcorcón, celebró el ascenso a Segunda con altas dosis de agonía, plasmadas en la llegada del gol decisivo en el tiempo añadido del partido de vuelta de la eliminatoria

«Cambié tirar líneas por los campos», afirmó en una entrevista a este diario Iriondo, que durante un tiempo compaginaba su vocación por el banquillo con su profesión de deliniante proyectista industrial. Rey Midas en Villaviciosa de Odón como Anquela en Santo Domingo, el domingo cruzarán sus pizarras en busca de sumar un nuevo triunfo a sus longevas trayectorias .

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos