El club azul reorganizará todas las parcelas

Michu mantiene una conversación con Rozada en un entrenamiento la pasada semana. / SEMEYAPRESS
Michu mantiene una conversación con Rozada en un entrenamiento la pasada semana. / SEMEYAPRESS

El consejo de administración asumirá parte de las funciones que venía ejerciendo Joaquín del Olmo hasta ahora

R. J. GARCÍAOVIEDO.

La salida de Joaquín del Olmo obligará al club a una reorganización de funciones, ya que el mexicano estaba en el día a día de todas las decisiones que se tomaban en el club y tenía la última palabra de acuerdo con Arturo Elías.

En el comunicado en el que se anunciaba su marcha, el propio club informaba que el consejo de administración y «el resto de la estructura del club asumirán las atribuciones vacantes» que «en el futuro se comunicarán los cambios e incorporaciones que, en caso necesario, se vayan produciendo».

Los próximos días serán claves para ir conociendo el nuevo reparto de tareas y la posible llegada de nuevos gestores, como es el caso de Federico González, que parece tendrá un papel relevante en la entidad.

La parcela deportiva cuenta, por ahora, con dos responsables: Michu, secretario técnico y César Martín, que pese a ser el responsable de relaciones institucionales también tenía competencia en ese campo junto a Joaquín del Olmo. En principio, ellos dos serán los que tomen las riendas de todo lo que tenga que ver con los aspectos deportivos.

Michu se incorporó al final de la pasada temporada y se encontró con algunas decisiones tomadas en cuanto a la plantilla y otras que tomó directamente Arturo Elías, como la de que Sergio Egea fuera el entrenador para la presente campaña. En principio, ahora será el máximo responsable de este tipo de decisiones, aunque siempre bajo la supervisión de México.

En lo que no se esperan cambios es en las categorías inferiores que dependen de Eduardo Rergis y Roberto Suárez, el primero más centrado en el filial y Suárez para el resto de categorías.

En cuanto a lo económico, administrativo y social es donde se espera que gane peso el consejo de administración. En la actualidad el club cuenta con tres consejeros, el presidente Jorge Menéndez Vallina, el vicepresidente, Manuel Paredes y el portavoz, Fernando Corral.

El presidente representa al club ante organismos como Federación y Liga, así como en otras reuniones de carácter institucional. En el caso de Manuel Paredes tiene más presencia en actividades sociales, como peñas y cuestiones legales deportivas, donde cuenta con experiencia en su condición de abogado y expresidente del Comité Asturiano de Disciplina Deportiva.

Por último, Fernando Corral ha participado en decisiones relacionadas con marketig y publicidad, así como las equipaciones y departamento comercial.

En la gestión administrativa del club participa el gerente David Alonso Mata y en la económica y legal muchas de los trabajos los realiza la empresa Verae, uno de cuyos miembros realiza también las funciones de secretario del consejo de administración. En las juntas de accionistas del club los responsables de la empresa son los encargados de transmitir la situación económica del club y dar detalles sobre la gestión. También tienen la representación legal del club y se encargan de la redacción de los contratos de la entidad.

La entidad deberá tratar de acomodarse cuanto antes a la nueva situació y afrontar retos importantes en todas las áreas. La más importante la deportiva, a dos meses del mercado de invierno, al que la situación obliga a acudir para tratar de reforzar el equipo.

En lo económico está pendiente el cierre de la ampliación de capital y la búsqueda de patrocinadores para completar el presupuesto de la prensente temporada, uno de ellos será el del Ayuntamiento.