Real Oviedo

Real Oviedo | Egea: «El objetivo es llegar al 'play off'»

Sergio Egea, en su primer entrenamiento, entre Diegui y Omar Ramos./ELOY ALONSO
Sergio Egea, en su primer entrenamiento, entre Diegui y Omar Ramos. / ELOY ALONSO

Con un mensaje ambicioso, el nuevo técnico azul toma las riendas en su regreso a «un equipo ganador» | «Da libertad y mucha confianza al jugador», señalan tres futbolistas de la primera etapa del entrenador, que ayer dirigió su primera sesión

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Agradecido a la afición por el recibimiento y ambicioso en su mensaje, Sergio Egea no regateó al referirse a su objetivo en las siete últimas jornadas de campeonato que afronta en su vuelta al banquillo del conjunto carbayón. «Llegar al 'play off. El Oviedo no se merece menos. Es un equipo ganador, por lo tanto hay que saber competir y buscar siempre las máximas cuotas», proclamó en declaraciones difundidas por el club azul el técnico argentino, que aterrizó en tierras asturianas al mediodía y por la tarde se enfundó el chándal y el pantalón corto en El Requexón para dirigir su primer entrenamiento.

Cuando pasaban veinte minutos de las seis de la tarde, después de delegar la dirección del calentamiento en Nacho Gonzalo, nuevo preparador físico, el entrenador bonaerense pisó el césped entre los aplausos del centenar de seguidores que se dieron cita en la grada del campo número 1. Desde allí no tardaron en surgir algunas de las proclamas más repetidas cuando los resultados dan la espalda a los equipos, con apelaciones a la testosterona y al esfuerzo físico. «Dales caña», le pedían al argentino, que comprobó que la llama del afecto por él en la hinchada fruto de la consecución del ascenso a Segunda en 2015 continúa más encendida que nunca.

«Eso psicológicamente va ayudar para que en las primeras jornadas de su regreso den tranquilidad al ambiente», considera Héctor Font, que en ese temporada inolvidable para el oviedismo disputó a sus órdenes 33 partidos, 31 de ellos desde el minuto inicial. «Es un hombre sensato. Da mucha tranquilidad y libertad al jugador. En estos momentos favorece que el jugador se libere de presión y se suelte sobre el campo», indicó en conversación con EL COMERCIO el centrocampista castellonense, que cree que «es un acierto» la vuelta del argentino por su conocimiento de «la filosofía del club y todo lo que lo rodea».

Más Real Oviedo

«Es un entrenador que quiere un buen trato de balón. Recuerdo que jugábamos 4-2-3-1 normalmente, con un punta y por detrás tres mediapuntas», expuso Font adentrándose en la pizarra y los matices en el estilo de juego que puede introducir respecto al propuesto por su antecesor en el cargo. «El sistema de tres centrales y dos carrileros a Anquela le dio buenos resultados, pero no creo que Sergio (Egea) siga con defensa de cinco. En mi época ni en un entrenamiento optó por ese sistema, aunque tampoco creo que tuviésemos jugadores para ello», precisó el exlateral azul Nacho López.

Con veintidós jugadores y el regreso de Tejera al trabajo con el grupo como principal novedad, Egea programó en la parte final un partidillo en dimensiones reducidas de diez contra diez, en el que apostó por una zaga de cuatro en ambas conjuntos. «Sergio daba total libertad, era muy dialogante y daba mucha confianza al jugador. En siete partidos que quedan no creo que haya mucho cambio», expuso el actual lateral del Pontevedra, con una visión que comparte quien fuera compañero de zaga en la primera temporada de los azules tras el regreso a Segunda División. «A estas alturas es complicado. El equipo tenía un estilo de juego muy marcado con Anquela, tras año y medio de esa forma. A ver si en esas siete jornadas logran cambiar el 'chip' y llegan a esas plazas de 'play off'», señaló Carlos Peña, que recuerda que el nuevo inquilino del banquillo local del Carlos Tartiere «no era de muchas consignas tácticas y dejaba bastante libertad en el campo».

«Empezamos jugando 4-2-3-1 y luego pasamos a 4-4-2. Teníamos una plantilla de bastante calidad y nuestro equipo era bastante alegre ofensivamente. Es cierto que en algunas fases nos faltó cierto equilibrio, pero hasta el momento en el que se fue el equipo estaba en una buena posición», rememoró el lateral salmantino sobre una propuesta protagonista que el bonaerense trasladó ayer a su discurso. «Los chicos han competido bien. Los veo enteros, han cometido un desliz últimamente, pero vamos a salir. La autoestima es buena, hay calidad y ganas de competir de la mejor manera», proclamó.

Un mensaje ambicioso, con gancho entre una afición que ha recuperado la sonrisa con su regreso. «Gracias por devolvernos la ilusión», le interpeló un oviedista después de aludir a su precipitada salida del club en su primera etapa. «Vuelvo a un lugar en el que me he sentido como en casa», aseguró el veterano técnico.

Ovetense y oviedista, Nacho López piensa que lo que el club busca con el regreso del técnico argentino es «apaciguar» los ánimos de la afición tras el cabreo con el que concluyó el duelo frente al Córdoba. Tras dirigir una sesión cercana a los 90 minutos y mantener una breve charla de forma individual primero con Saúl Berjón y después con Ramón Folch, el entrenador se acercó a la afición y recibió una catarata de nuestras muestras de afecto. «Gracias por el recibimiento, sienten mucho los colores», señaló el veterano técnico. «Contigo empezó todo», le recordó un aficionado a un técnico que llega con el deseo de «cumplir con las expectativas que puedan haberse creado».