Real Oviedo

El Oviedo sigue sin cerrar su herida

El once inicial del Real Oviedo el pasado domingo en Anduva, que presentó las novedades de Champagne, Nieto, Christian Fernández, Lolo y Riki./CARLOS GIL
El once inicial del Real Oviedo el pasado domingo en Anduva, que presentó las novedades de Champagne, Nieto, Christian Fernández, Lolo y Riki. / CARLOS GIL

El equipo azul ya ha encajado ocho goles, solo superado por el Deportivo, que lleva uno más | Los cambios introducidos por Sergio Egea en la portería y la defensa no acaban de dar sus frutos y siguen costando muchos puntos

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El arranque de temporada del Real Oviedo dista mucho de ser el esperado. Ni en resultados ni en la imagen que está ofreciendo el equipo. En los cuatro encuentros ligueros disputados hasta ahora, el conjunto de Sergio Egea solo ha dado buenas sensaciones en momentos muy puntuales y parece estar todavía en formación, pese a que ya va un mes de competición.

El Oviedo ha visto cómo se le han escapado puntos en los minutos finales de cada encuentro, con errores defensivos que se están convirtiendo en el mayor problema del equipo hasta ahora. Están costando demasiados puntos, lo que ha colocado al conjunto azul como colista de la categoría.

Sergio Egea parece no haber dado con la tecla y los cambios en las alineaciones y en la disposición de los jugadores en el campo están quedando patentes en cada encuentro. En el partido del pasado domingo en Anduva, el once presentó hasta cinco novedades en relación con el de la pasada jornada en Fuenlabrada.

En descargo del entrenador aparecen los diversos problemas que ha ido acumulando el equipo. Algunos futbolistas se incorporaron tarde a la pretemporada, el problema con las inscripciones para la primera jornada y también las lesiones y sanciones, ya que el equipo suma tres expulsiones en lo que va de temporada.

El principal problema del conjunto oviedista hasta ahora es defensivo. Lo demuestran los ocho goles que ha recibido el equipo, los mismos que el Tenerife y solo superados por el Deportivo, que ha encajado uno más. Lo que no parece es que ese revés se pueda achacar solo a la línea defensiva, sino a la forma de trabajar de todo el grupo en ese aspecto. La idea inicial de Egea, al menos por sus manifestaciones en las ruedas de prensa, es que el equipo vaya a buscar al rival y sea capaz de tenerlo alejado de su portería. Sin embargo, eso solo se está logrando en algunas fases de los partidos, sobre todo al inicio de los mismos. El pasado domingo fue un ejemplo de ello cuando se jugó en campo del Mirandés y Champagne apenas tuvo trabajo hasta el gol del empate.

Falta de continuidad

Esos problemas en defensa también parecen relacionados, además, con las dudas, en buena medida alimentadas por los resultados, y la falta de continuidad en el juego para tener el balón en el centro del campo, que permite a los rivales acercarse cada vez más al área.

Sergio Egea optó en la última jornada por un cambio en la portería. Dio entrada a Champagne en sustitución de Alfonso, que había jugado las tres primeras jornadas. En la defensa es donde el técnico más jugadores ha ido probando, pero sin encontrar el resultado esperado.

Hasta ahora solo Mossa ha sido titular en el lateral izquierdo en todos los partidos. En el resto de demarcaciones los cambios se suceden entre jornada y jornada. En el lateral derecho, Diegui Johannesson disputó dos partidos y Nieto otros tantos. Los centrales también han cambiado, con Javi Fernández y Christian Fernández, con tres partidos cada uno, como los más habituales. Carlos Hernández jugó el primero y luego incluso se cayó de las convocatorias, mientras que Arribas fue titular en Fuenlabrada y volvió a quedar en el banquillo ante el Mirandés.

Más noticias