Toché deja de ser jugador azul tras cuatro temporadas

Toché, en un entrenamiento la pasada campaña. / ELOY ALONSO
Toché, en un entrenamiento la pasada campaña. / ELOY ALONSO

El club carbayón anunció ayer el acuerdo con el delantero murciano para rescindir el año de contrato que tenía

R. J. G.OVIEDO.

El delantero Toché ya es historia en el Real Oviedo, después de que ayer se hiciera público el acuerdo de rescisión del año de contrato que le restaba. El club y el ariete negociaban desde el final de la pasada campaña para buscar una salida, ya que el futbolista no entraba en los planes de Sergio Egea para el próximo curso.

El ariete, que esta temporada era el capitán del equipo, está estudiando ofertas para continuar con su carrera. Una de las opciones que tiene sobre la mesa es la del Cartagena, equipo de su tierra en el que ya militó y dejó muy buen recuerdo. No obstante, a sus 36 años tiene algunas ofertas de Segunda y tomará una decisión en los próximos días.

En el comunicado que hizo público, el club se asegura que club y jugador «han puesto punto y final a la historia que ha unido sus caminos durante las últimas cuatro temporadas. El ariete y la entidad han alcanzado un acuerdo para la resolución del año de contrato que unía al capitán oviedista con el club».

El club agradeció al jugador «su entrega, trabajo y profesionalidad durante las cuatro temporadas que ha vestido nuestra camiseta, y también nuestro brazalete». Del mismo modo se le deseó suerte en el futuro y se asegura que son conscientes de que «siempre podremos contar con un oviedista más allá donde esté».

El delantero llegó al conjunto ovetense, procedente del Deportivo, en la temporada 2015-2016 y en sus dos primeras temporadas fue el máximo goleador del equipo, con 17 tantos en cada una de las campañas. Tanto con Sergio Egea, mientras estuvo en el banquillo, como en la siguiente temporada con Fernando Hierro, fue fijo en las alineaciones.

En la siguiente campaña una lesión en el partido ante el Alcorcón le sacó del equipo e hizo que perdiera continuidad. En esa campaña solo marcó seis goles.

El pasado curso tampoco tuvo mucha presencia en el equipo, en algunas fases por problemas físicos, y marcó dos goles.

En total, disputó 136 encuentros de liga con la camiseta azul, en los que logró 42 goles. En el recuerdo de los aficionados oviedistas quedarán sus goles, entre ellos el que logró en El Molinón, que supuso el empate en el primer derbi en 14 años y que celebró mostrando el brazalete a la grada.