Real Oviedo

Real Oviedo | «Vengo a poner orden»

Federico González da explicaciones a los medios después de reunirse con los jugadores./SEMEYAPRESS
Federico González da explicaciones a los medios después de reunirse con los jugadores. / SEMEYAPRESS

Carso envía a Federico González para «hacer los ajustes necesarios» en el club | «Arturo Elías está al 100% comprometido con este proyecto y en ningún caso se plantea vender cómo se ha rumoreado»

MARÍA SUÁREZOVIEDO.

La salida de Joaquín del Olmo del Real Oviedo coincide en el tiempo con la llegada de un nuevo hombre de confianza del máximo accionista, Arturo Elías, al Real Oviedo: el también mexicano Feredico González.

El ingeniero, que lleva dos décadas trabajando al lado de Arturo Elías, reconoce que su objetivo es el mismo que hace tres años, momento en que ya estuvo en la capital asturiana para hacer «ajustes económicos», parcela en la que es especialista. «Vengo como asesor, del mismo modo que lo hice hace tres campañas para ver cuestiones económicas, bajar costes y aumentar ingresos. No puedo trabajar aquí de manera continuada por lo que es una situación temporal mientras que la ley lo permita», comentó el propio González en referencia a los trámites burocráticos y su permiso de residencia en el país.

El nuevo asesor de CARSO en Oviedo aseguró que la salida de Joaquín del Olmo pilló a la gestora «de improvisto» y que a raíz de ahí se abrió un nuevo escenario de trabajo respecto al que el equipo que continúa al frente del club ya está tomando medidas. «Tenemos que poner bases muy firmes para que el proyecto del Real Oviedo siga adelante. Me encontré la salida de Joaquín y, a partir de ahí, una tormenta de muchas cosas. Estamos trabajando en todas ellas», apuntó el nuevo responsable del club azul, al menos en materia económica.

Aunque la presencia y el papel de González en el club carbayón son temporales, el mexicano explicó que su objetivo prioritario pasa por «poner orden» en todas las parcenas del club y hacer los ajustes que sean necesarios para contribuir en lo extradeportivo a que el equipo mejore su situación, actualmente condenada al último puesto de la clasificación.

«Podríamos decir que sí, que vengo a poner orden. Hay que ir haciendo ajustes porque el equipo va creciendo, la plantilla también y las aspiraciones son cada vez mayores. Se trata de implementar nuevos métodos, procedimientos y políticas y el primer paso es poner orden en todas las parcelas del club porque esto es un equipo y todos trabajamos para el bien común», naturalizó el ingeniero mexicano respecto a su papel en el club en un momento tan complicado para la entidad carbayona. Pese a su aseveración sobre el control que va a ejercer sobre cada estamento del club, González quiso matizar que solo va a intervenir en aquellas cuestiones que realmente lo requieran para contribuir a la mejora del proyecto carbayón.

« No vengo con idea de cambiar nada que no sea necesario modificar. No creo que se tenga que poner orden solamente donde hay desorden, sino que se trata de acomodar las fichas para que finalmente se llegue a los objetivos marcados, y eso pasa por tener una mejor organización», comentó el responsable económico del Grupo CARSO.

González insistió también en una de las piezas fundamentales de su labor en Oviedo, el compromiso inamovible de CARSO con el club y el sentir de Arturo Elías respecto a una situación que no es del agrado del mexicano. «Arturo sufre mucho y está preocupado porque, para él, el del Oviedo es un proyecto muy importante. Le tiene cariño y respeto a la gente y a la ciudad y sacará esto adelante. Llevo dos décadas trabajando con él y CARSO está al 100% con el club, no se plantea vender como se ha rumoreado. El proyecto es el mismo: llegar a Primera División aunque ahora se esté último», aclaró, cortando de raíz las especulaciones. Este ingeniero químico, especializado en Administración y diplomado también en Psicopatología, no se estrena como hombre de confianza de CARSO, y es que en su rol de hombre de finanzas lleva gestionando esa parcela en diversos proyectos encabezados por el conglomerado empresarial mexicano. Entre ellos, la Copa Telmex, «el torneo de fútbol más grande del mundo».

«Fui vicepresidente de Pumas en la etapa de Elías allí, cuando salimos bicampeones. Desde entonces ocupo un puesto de responsabilidad social dentro del CARSO en México y en Colombia», concluyó González.

Más información