El Vetusta deberá afrontar una profunda renovación de la plantilla

Javi Rozada, en un partido de esta temporada. / HUGO ÁLVAREZ
Javi Rozada, en un partido de esta temporada. / HUGO ÁLVAREZ

Javi Rozada afrontará su tercera temporada en el banquillo del filial azul, que tiene la necesidad de acometer fichajes para completar la plantilla

R. J. GARCÍAOVIEDO.

La incorporación de jugadores del Vetusta al primer equipo hará que el filial tenga que afrontar una profunda reestructuración para la próxima temporada.

Lo que ya es seguro es que Javi Rozada seguirá en el banquillo y afrontará su tercera temporada en el Vetusta, tras el ascenso a Segunda B en la primera y la buena campaña realizada la pasada, en la que se quedó en la quinta posición a las puertas del 'play off'.

Además de los siete jugadores que estarán en el primer equipo, el Vetusta perderá a dos de los jugadores importantes de este curso, Ernesto que se ha comprometido con el Alcorcón y Lobato, con en Eibar, aunque su destino también podría estar en Alcorcón, como cedido por el conjunto eibarrés.

A estos se suma el centrocampista Lolo, que en el mercado de invierno salió cedido al Extremadura. Los de Almendralejo tienen una opción de compra, que parece no ejecutarán, por lo que volvería al primer equipo ovetense, pero es seguro que no estará en el filial.

Una de las piezas claves del filial se espera que sea el defensa Josín, que cuenta con una oferta para renovar en el Vetusta. Por tratarse de un jugador en edad sub 23 podría alternar con el primer equipo en caso de ser necesario.

Además, jugadores como Javi y Jorge Mier ganarán protagonismo en el equipo. Ambos entrenaron esta temporada en ocasiones con el primer equipo y Jorge debutó.

El club ya tiene cerradas las llegadas de dos jugadores para el ataque, el gibraltareño Tjay DeBarr, que jugó la pasada temporada en el Europa, y el delantero ghanés Samuel Obeng, procedente del Calahorra.

Temas

Fútbol