Real Oviedo | Diegui Johannesson: «No fue fácil, me costó mucho estar aquí»

«No fue fácil, me costó mucho estar aquí»
Diegui recibió ayer el 'cariñoso' saludo de sus compañeros al comienzo del entrenamiento. / ELOY ALONSO

Diegui Johannesson asegura que después de estar en el primer equipo «fue duro volver al filial»

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La renovación de Diegui Johannesson, anunciada el pasado lunes por el Real Oviedo, consolida al canterano como uno de los veteranos de la plantilla a sus 25 años. El defensa mostró ayer su satisfacción por la ampliación de su contrato para las dos próximas campañas y explicó que no lo había tenido fácil. Además, también habló sobre la marcha del equipo y dejó claro que lo que pretenden es lograr la victoria el próximo domingo ante el Nástic, para repetir en la siguiente jornada ante el Sporting y seguir aspirando a meterse en el 'play off'.

El hispano-islandés no ocultó ayer su satisfacción por el acuerdo de renovación que le mantendrá en el conjunto ovetense las dos próximas temporadas. «Estoy muy contento», dijo antes de explicar que «llevábamos hablando bastante tiempo, al final, conseguimos llegar a un acuerdo», algo de lo que señaló que en lo personal le «alegro mucho».

Diegui, que está en su cuarta temporada en el primer equipo azul, consolidado como uno de los capitanes y teniendo muchos minutos, pese a que el pasado sábado ante el Mallorca fue suplente, recuerda ahora como fue su paso del filial al primer equipo y afirmó que «para mí no fue nada fácil, me costó mucho estar aquí». En este sentido recuerda como fue su tránsito hacia el primer equipo: «Jugué con el primer equipo en Segunda B el año del ascenso y me tocó bajar al filial, es un momento muy difícil, porque te sientes como uno más y no es fácil bajar otra vez al Vetusta». Sin embargo, siempre tuvo claro el camino que debía seguir y por ello recuerda que en aquellos momentos más complicados su receta fue sencilla: «Seguí trabajando y me volvió a llegar la oportunidad y aquí estoy encantado».

Más Real Oviedo

Antes del inicio del entrenamiento de ayer los compañeros le hicieron el habitual pasillo para las celebraciones, con collejas incluidas, y el maliayo explicó que actualmente se siente «muy querido en el vestuario». Precisamente ese cariño del resto de la plantilla es algo especial para él, ya que a la hora de valorar los cuatro años que lleva en el primer equipo una de las cosas que más le gratifican es lo apreciado que se siente. «Me quedo con todos los compañeros que tuve, algunos son amigos», afirma antes de afirmar que «estar en casa para mí es lo máximo que hay, espero seguir muchos años más».

La renovación de Diegui se suma a otras que el club ha ido anunciando recientemente, como las de Folch, Carlos Hernández o Mossa. Esa decisión del club es vista con muy buenos ojos por Diegui Johannesson que tiene claro que «el club está trabajando muy bien en este aspecto. Está renovando a gente que estos años fue bastante importante y de cara al futuro lo están haciendo muy bien».

El pasado sábado en Son Moix le tocó quedarse en el banquillo y no tuvo ningún minuto, algo poco habitual esta temporada, ya que es el cuarto jugador que más minutos acumula. Es algo que asume con naturalidad. «Unas veces me toca salir desde el banquillo, otras no jugar y otras ser titular, estoy disponible para lo que decida el míster», indicó antes de afirmar que ante el Mallorca, «el equipo compitió en la primera parte y en la segunda parte no hicimos un buen partido. Ellos tampoco hicieron un gran partido, con poco nos ganaron, fueron superiores».

Tras el último tropiezo, el extremo reconvertido a veces a lateral y que, en muchas ocasiones, a carrilero, cree que lo tienen que hacer dentro del equipo es «borrón y cuenta nueva y pensar en el Nástic».

En esa idea de pensar en el futuro el internacional islandés mira al partido del próximo domingo ante el Nástic y también un poco de reojo al derbi de una semana después ante el Sporting, con un objetivo claro para él «hay que hacer seis de seis, ganar primero el de casa y luego ir a El Molinón a intentar ganar. Es lo que pienso ahora mismo», dijo el defensa.

En cualquier caso, el jugador tiene claro cual es el camino que deben llevar hasta el final de temporada y la única manera de lograr el objetivo: «Seguir trabajando, al final esto es fútbol unas veces se gana y otras se pierde». Recuerda que «veníamos en una buena dinámica y esto no nos puede nublar de cara al futuro. Este fin de semana vamos a competir al máximo e intentar ganar al Nástic». Además, cree que jugar en casa «siempre favorece, competimos bien en casa y hay que sacar los máximos puntos posibles porque para estar arriba hay que sacar muchos puntos en casa e intentar rascar alguno fuera», concluyó.

Síguenos en: