El reto de seguir la progresión de las tres últimas temporadas

El equipo ha mejorado en cada temporada sus resultados en las últimas ocho jornadas, pero no lo suficiente para acabar entre los seis primeros

R. J. G. OVIEDO.

En la cuarta temporada desde el regreso a Segunda, el conjunto azul vuelve a llegar a las ocho últimas jornadas con opciones de meterse entre los seis primeros. La realidad es que todos los años se le ha escapado, pero en cada campaña ha estado más cerca de lograrlo.

La puntuación de los oviedistas en los dos últimos meses de competición lleva una progresión aritmética. El primer año con David Generelo en el banquillo sumó tres puntos, en el siguiente, con Fernando Hierro, fueron nueve, mientras que la pasada con Anquela se sumaron doce puntos.

La mejoría de los puntos no fue bastante, debido a que cada año, por el contrario, la situación en la clasificación cada vez era peor. En la temporada del regreso a la categoría de plata, el equipo entró en las ocho últimas jornadas en la tercera posición, con 53 puntos y uno de ventaja sobre el séptimo. En la 2016-2017 era sexto, con 52 puntos y también con uno de ventaja sobre el séptimo. La última era octavo, con 53 puntos, a uno de distancia de la sexta posición de la clasificación.

Al final de Liga el equipo carbayón quedó noveno en la temporada 2015-2016, a cinco de distancia del 'play off'. En la siguiente concluyó octavo, a dos puntos, mientras que la pasada fue séptimo, empatado a puntos con el Numancia, pero perjudicado por la diferencia de goles particular con el conjunto soriano.