La Santina bautiza a los capitanes azules

La plantilla azul posa después de la la ofrenda en la Santa Cueva./FOTOS: XUAN CUETO
La plantilla azul posa después de la la ofrenda en la Santa Cueva. / FOTOS: XUAN CUETO

Berjón, Champagne, Tejera y Christian se estrenaron en la tradicional ofrenda en Covadonga | El Real Oviedo visitó la Santa Cueva a una semana del inicio de una nueva campaña en la que se repite objetivo: volver a la Primera División

MARÍA SUÁREZ* DEPORTES.CO@ELCOMERCIO.ESOVIEDO.

Con la pretemporada terminada en lo deportivo, al Real Oviedo aún le quedaba una de las citas claves del verano oviedista: la tradicional visita al Santuario de Covadonga.

Los azules, que entrenaron en sesión única a primera hora de la mañana, se desplazaron ayer hasta Cangas de Onís para visitar la Santa Cueva y hacer la tradicional ofrenda floral. La primera plantilla al completo, el cuerpo técnico con Sergio Egea a la cabeza y el resto de trabajadores del club habituales en la disciplina del primer equipo, se desplazaron pasado el mediodía para ponerle el broche a la pretemporada visitando a La Santina.

Fue ella precisamente la primera en dar el visto bueno a los cuatro capitanes del equipo, que fueron los encargados de depositar a los pies de su manto azul y blanco un ramo de idénticos colores. Saúl Berjón, Nereo Champagne, Tejera y Christian Fernández ejercieron por primera vez esta temporada de capitanes en un acto oficial tras salir elegidos en ese mismo orden para portar el brazalete en la campaña que está por comenzar.

Tras unas palabras de bienvenida por parte del abad de Covadonga, Adolfo Mariño, se celebró una misa oficiada por el capellán del Real Oviedo, Santiago Heras, quien pidió salud para afrontar el año con la mejor de las suertes en el capítulo de las lesiones y expresó su deseo de que este por fin sea el año del ascenso a Primera División. Heras hizo hincapié también en el camino para lograrlo, e instó al equipo y a todos los oviedistas a hacerlo «como una gran familia».

Con la ofrenda floral y la entrega de una camiseta firmada por el equipo, terminó el acto en la Santa Cueva. Después fue el vicepresidente, Manolo Paredes, quien se encargó de obsequiar a la Escolanía de Covadonga con equipaciones de la pasada temporada para la treintena de jóvenes cantores que la conforman.

Los futbolistas, que despertaron expectación entre los turistas que visitaban el lugar, firmaron autógrafos y se hicieron fotos con algunos de ellos. Tras la visita y la pertinente foto en 'Puente Romano' de Cangas de Onís, pusieron fin a la excursión comiendo todos juntos en el restaurante cangués 'El Campanu'.

El responsable del Área social Miguel Sanz Ovies y el gerente del club David Mata, fueron junto a Paredes los encargados de representar institucionalmente a la entidad azul debido a la ausencia del portavoz Fernando Corral, el responsable de Relaciones institucionales César Martín y el presidente, Jorge Menéndez Vallina.

Quien sí estuvo y fue objeto de fotos y autográfos fue el secretario técnico del club, el ex jugador azul Miguel Pérez Cuesta 'Michu', que llamó la atención de los aficionados más pequeños por su condición de canterano y emblema carbayón.

Más Real Oviedo

La tradicional visita a Covadonga estuvo precedida por la primera sesión de trabajo en semana de competición oficial. Los azules realizaron un entrenamiento matutino en El Requexón en el que la plantilla se dividió en dos grupos diferenciados con el objetivo de dar descanso a los hombres que jugaron el último amistoso como titulares ante el Alavés. Precisamente son estos los que están llamados a jugar de inicio en el debut liguero ante el Deportivo de La Coruña, por lo que la carga de trabajo fue menor y no participaron del habitual partidillo en dimensiones reducidas con el que el cuerpo técnico finaliza las sesiones de trabajo. La buena noticia para el equipo fue que tres de los hombres que venían trabajando al margen, si completaron dicho ejercicio. Tanto Lucas Ahijado, convalenciente de sus molestias físicas, como Juanjo Nieto y Bárcenas, los dos últimos en llegar, participaron del partido final por lo que siguen avanzando en sus respectivas puestas a punto y pueden no estar descartados aún de cara a la convocatoria del sábado.

Arribas, que ya completó el entrenamiento del jueves y tuvo minutos en el amistoso del sábado, también apura sus opciones esta semana. Por contra, quien no estuvo con el grupo y tampoco saltó al césped para ejercitarse en solitario fue Viti, única baja por el momento junto a la de Joselu por su lesión de rodilla.