Sergio Egea busca el gol desde las bandas

Champagne intenta blocar un balón ante varios compañeros. /  E. ALONSO
Champagne intenta blocar un balón ante varios compañeros. / E. ALONSO

El argentino trabajó la profundidad por los laterales, los centros y los remates a puerta en la última sesión a puerta abierta de la semana

M. SUÁREZ OVIEDO.

El técnico Sergio Egea reconoció tras la derrota del lunes que a su equipo le había faltado llegar al área contraria y finalizar. Ni siquiera jugar con uno más la mayoría del encuentro fue sinónimo de facilidad para crear peligro en campo rival. Para poner remedio a esa falta de efectividad en ataque, el cuerpo técnico diseñó un entrenamiento de casi dos horas fundamentado en una base de trabajo físico, una posesión en dimensiones reducidas y un ejercicio táctico de circulación de balón y llegada al área.

Egea, con la plantilla al completo, dispuso a sus futbolistas de manera que, tras recibir de cara, abrieran juego a las bandas para facilitar las subidas de los laterales y poner balones al área. El objetivo: crear superioridad apurando la línea de fondo y afinar la capacidad de remate de los puntas.

La sesión finalizó con un partido en el que el argentino diseñó dos equipos con titulares y jugadores con menos minutos intercalados. Por un lado, Alfonso; Carlos Martínez, Carlos Hernández, Alanís, Christian; Viti, Tejera, Javi Muñoz, Bárcenas; Toché y Joselu. Por otro, Champagne; Diegui, Josín, Javi Hernández, Mossa; Omar Ramos, Folch, Jimmy, Saúl; Steven e Ibra.

El entrenador azul no dio pistas sobre posibles cambios en su alineación fija de estas tres jornadas y mantuvo su 4-4-2 como esquema de ambos bloques durante toda la sesión.