Silencio y caras largas en el entrenamiento

Los delanteros Ibra y Joselu. /  ELOY ALONSO
Los delanteros Ibra y Joselu. / ELOY ALONSO

El técnico recuperará a Bárcenas y Tejera para recibir al Elche, pero no podrá contar con Christian Fernández por sanción

R. J. G.OVIEDO.

La plantilla del Real Oviedo volvió ayer a los entrenamientos en El Requexón con una sesión en la que las caras largas y el silencio marcaron la sesión de trabajo. Sergio Egea dispuso la habitual sesión regenerativa para aquellos que jugaron en Anduva y un partido ante futbolistas del filial y Praviano para el resto.

Los que más minutos disputaron ante el Mirandés trabajaron en el campo cuatro y en el gimnasio a las órdenes del readaptador. El técnico azul estuvo en el campo uno, donde los que tuvieron menos minutos jugaron un partido. En el mismo se vio especialmente activo a Omar Ramos, que fue de los destacados, y a Joselu, que evidenció una completa recuperación de su lesión.

El delantero onubense no tuvo minutos en Anduva, pero es probable que los pueda tener el próximo domingo ante el Elche, un partido en el que incluso podría ser titular. Hasta ahora Egea no ha optado por un 4-4-2 y la presencia de Joselu podría permitirle estrenar ese dibujo.

Los que volverán a estar disponibles son Tejera, tras cumplir su sanción, y Bárcenas, que regresará de la convocatoria con la Selección de Panamá. El primero es seguro que volverá al once, mientras que el segundo también tiene opciones de hacerlo. El que no estará es el defensa Christian Fernández, expulsado en Anduva con roja directa.