El síndrome del recién descendido

El oviedista Carlos Hernández pelea por el balón con Harper en el duelo de la primera vuelta. / P. LORENZANA
El oviedista Carlos Hernández pelea por el balón con Harper en el duelo de la primera vuelta. / P. LORENZANA

El rival del Real Oviedo mañana es el equipo con mayor presupuesto de Segunda | Víctor Sánchez del Amo llegó al banquillo del Málaga hace tres jornadas, en las que ha cosechado una victoria, un empate y una derrota

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Cada temporada en Segunda, antes del inicio de la competición, los tres equipos descendidos de Primera parten, de mano, como grandes favoritos al retorno. La base de ese argumento, que luego la realidad viene desmontando cada curso, son las ayudas al descenso, que les permiten contar con un tope salarial muy superior al resto de clubes.

El Málaga es esta temporada un ejemplo de ello. Es el equipo que cuenta con el límite salarial para la plantilla más alto de la categoría: 25.245.000 euros. Supera incluso a sus otros dos acompañantes en el descenso: Las Palmas, con 19,2 millones de euros, y el Deportivo, con 18,5.

El equipo del jeque Abdullah Al Thani apostó por la vuelta del asturiano Juan Ramón López Muñiz al banquillo. Era la tercera vez que ocupaba el banquillo de La Rosaleda y el inicio de temporada, con victorias en las cuatro primeras jornadas de Liga, hacía presagiar que el técnico podría repetir su último éxito en Segunda, cuando logró el ascenso con el Levante con una superioridad aplastante.

El equipo malacitano, gracias a su elevado presupuesto, logró mantener en la plantilla a jugadores de Primera, como el centrocampista Adrián. Sin embargó, a medida que iba avanzando el campeonato, el conjunto fue perdiendo fuelle y la paciencia del jeque con Muñiz se agotó en la trigesimocuarta jornada, tras una victoria, cuatro empates y tres derrotas en ocho partidos. El jeque anunció entonces la salida del técnico en su cuenta de Twitter tras la derrota en casa frente al Extremadura.

La llegada hace tres jornadas de Víctor Sánchez del Amo no ha surtido la reacción esperada. Aunque en su primer encuentro logró una contundente victoria en Alcorcón (1-4), perdió luego en casa ante el Mallorca y en la última jornada empató ante el Cádiz.

Los últimos resultados han hecho que hace un par de jornadas el equipo saliera de los puestos de 'play off', de los que está ahora a un punto, pendiente de lo que suceda hoy en el partido entre el Deportivo y Cádiz.

Los malagueños son ahora un rival directo del Real Oviedo en la pelea por la sexta plaza, ya que aventajan a los azules en dos puntos, por lo que un triunfo de los de Sergio Egea les permitiría adelantarlos en la clasificación y seguir en la pelea por el objetivo de entrar en las plazas de 'play off'.