«Tenemos trabajo adelantado»

Mossa, rodeado de niños, durante su visita al campus del Real Oviedo. / HUGO ÁLVAREZ
Mossa, rodeado de niños, durante su visita al campus del Real Oviedo. / HUGO ÁLVAREZ

Mossa visitó ayer el campus del club y disfrutó con el cariño de los más pequeños | El valenciano considera que el grupo que queda del pasado año favorece la integración de los nuevos y la experiencia con el entrenador ayuda

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Uno de los jugadores que la pasada temporada se hizo querer por el oviedismo es el lateral Mossa. El defensor valenciano tuvo ayer la oportunidad de comprobarlo en la visita que realizó al campus del Real Oviedo, que afronta su tercer turno en las instalaciones Tensi.

El futbolista llegado la pasada temporada del Nástic fue coreado por los más pequeños nada más llegar al campus y, como es habitual en este tipo de visitas, se sometió al interrogatorio de los más pequeños, además de fotografiarse con ellos y firmar autógrafos. El jugador también aprovechó para analizar cómo está marchando la pretemporada tras poco más de una semana y cómo se presenta la próxima campaña. En este sentido, reconoció que es positivo que la base de la plantilla continúe y que eso les permitirá avanzar más rápido en la formación del equipo.

«Quedamos un grupo de la temporada pasada, que sigamos es algo que favorece la integración de los nuevos», dijo Mossa, que también hizo referencia a la continuidad de Juan Antonio Anquela en el banquillo: «Conocemos al míster, sabemos lo que quiere y ese trabajo lo llevamos adelantado».

«La temporada pasada en el aspecto defensivo fuimos un muy buen equipo» «Estamos en el tiempo de ensayar cosas para ir dando forma al equipo y probar variantes» «Es importante acercarnos a los chavales que nos dan su apoyo todo el año»

Respecto a la preparación que están desarrollando hasta ahora y la insistencia del técnico en el trabajo táctico del equipo en cada uno de los entrenamientos, es algo que considera normal. «Es tiempo para probar cosas, para ir dando forma al equipo y probar variantes para a lo largo del año», explicó el autor de los dos goles que le dieron la victoria al conjunto azul en el derbi ante el Sporting en el Carlos Tartiere.

Uno de los aspectos que destacó Mossa del equipo es que «el año pasado defensivamente fuimos un buen equipo». En su caso concreto, le tocó adaptarse a jugar de carrilero en muchas fases del campeonato, coincidiendo con las mejores rachas del equipo. No obstante, reconoce que «de lateral he jugado la mayor parte de mi carrera, así que estoy volviendo a coger automatismos y poniéndose en forma, que es para lo que sirve esta época del año».

Lo que no ocultó el defensa es que está muy satisfecho en el club y por cómo le están yendo hasta ahora las cosas, a la vez que afirmó que en lo que piensa ahora es «en estar feliz, cómodo y con confianza, me siento así. Voy a entrenar cada día con alegría esforzarme al máximo y no puedo pedir más».

En cuanto a la integración de los nuevos, a Mossa le toca especialmente ser anfitrión con el centrocampista Tejera, con el que coincidió en el Nástic. «Estuvimos dos años juntos, nos llevamos genial, ahora en otro escenario distinto he intentado ponerle al día rápido de lo que es esto y está encantado», indicó.

Sobre la visita al campus no ocultó la alegría que supone para él estar con los más pequeños. «Es importante acercarnos a los chavales, durante el año nos muestran su apoyo en el campo», indicó antes de resaltar «la energía y la ilusión que transmiten». «Es tremenda, desde que aparqué el coche ya estaban gritándome». Incluso bromeó con que «a alguno ya los conozco de ir por la calle y me saludan, estoy encantado de estar aquí, es un placer».

Por último, respecto a la campaña de abonados, no quiso pronunciarse y señaló que «yo me dedico a jugar al fútbol». «Bastante tengo con correr y entrenar dos veces al día, no estoy para preocuparme de eso. No soy una persona que esté capacitada para hablar de ello», concluyó.

 

Fotos

Vídeos