«La tranquilidad solo llegará con victorias»

Saúl Berjón, en el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO
Saúl Berjón, en el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO

Saúl Berjón confía en la plantilla y en el trabajo que se hace durante la semana para dar la vuelta a la situación que está viviendo el conjunto azul

R. J. GARCÍAOVIEDO.

La situación del Real Oviedo no es la que la afición y jugadores quisieran y para salir de ella se hace necesario lograr cuanto antes una victoria. Así lo ve el capitán del equipo, Saúl Berjón, que reconoce la preocupación de la plantilla por los resultados, aunque asegura que la forma de trabajar del equipo le ofrece garantías de que serán capaces de revertir la situación.

El ovetense aseguró que no están tocados anímicamente, pero sí dijo que están «preocupados». El atacante considera que «viendo los entrenamientos desde dentro es para estar tranquilo», pero asume que lo importante es que lleguen los resultados: «Hasta que no ganemos, la gente es normal que esté nerviosa». Por eso afirmó que tratarán de dar la vuelta al panorama ya que «somos conscientes de que solo llega con victorias».

Berjón prometió que intentarán hacer las cosas mejor y no cree que los problemas sean siempre los mismos, aunque sí lo es el desenlace. «No tiene nada que ver un partido con otro. En lo que se asemejan es que en los últimos minutos nos acaban metiendo el gol que es empate o victoria para el rival», afirmó. La solución, a su juicio, pasa por «cerrar mejor, coger el balón y terminar el partido de otra manera. En vez de terminar defendiéndote, terminar atacando».

«Hasta que no ganemos, la gente es normal que esté nerviosa, lo entiendo» «Tenemos que dar todos una vuelta de tuerca más y yo el primero» «Hay que cerrar mejor el partido, coger el balón y terminarlo de otra manera»

Lo que no oculta es que lo que más le duele es lo que están pasando los seguidores azul. «Me jode por la afición por todo lo que se pasó aquí. Esta situación no es agradable y siempre intentas ganar tanto por el equipo como por la afición, sobre todo por la esta ya que sufrió mucho», explicó.

Por eso hizo autocrítica y apuntó que tienen que dar un paso adelante: «Tenemos que dar todos una vuelta de tuerca más, y yo el primero, para cambiar esta situación». E insistió en la confianza que le ofrece el grupo. «Futbolistas hay, fútbol tenemos, equipo también y afición, qué te voy a contar. Tenemos todo para estar más arriba pero tenemos que demostrarlo», señaló.

En lo que insistió el atacante es en que el problema no solo está al final de los partidos. «Hay más cosas que los últimos minutos. A veces cometemos errores que nos condenan mucho y cuando tienen ese error los rivales no somos capaces de hacer el mismo daño que nos hacen», dijo. En ese sentido, asumió la responsabilidad como jugador: «Es una cosa que tenemos que solucionar nosotros, que estamos en el campo. Cometemos errores infantiles que no se pueden dar porque en esta categoría se pagan mucho».

También tiene claro el ovetense que la solución tiene que llegar cuanto antes porque «es muy bonito decir que esto acaba de empezar, pero hay que empezar a sumar de tres ya que esto no puede seguir así».

La primera oportunidad de dar la vuelta a la solución llegará el domingo ante el Elche, un partido que el futbolista azul espera «duro como todos» y sobre el cual reconoce que puede haber «ansiedad» ya que lo que necesita el equipo es «ganar». «Y cuando llegue esa primera victoria esto va a cambiar», hizo hincapié En lo que no tiene dudas es en que la afición estará con ellos algo. «Es importante para nosotros. No estamos ofreciendo nuestra mejor versión, no están contentos con nosotros y tienen todo su derecho, pero sentirles cerca nos va a venir bien», señaló.

Saúl Berjón espera que en una semana, con tres partidos, todo cambie. «Es una ventaja que se juegue entre semana para salir rápido de esta situación. Tenemos que demostrar que el equipo no está tocado anímicamente», afirmó.