Vallina apuesta por mantener la calma en lo que queda de Liga

El presidente del Real Oviedo, Jorge Menéndez Vallina, destacó ayer la tranquilidad que ha encontrado el equipo con los últimos resultados y apuesta por la calma, pero aspirando a todo. «Cuando se ganan seis partidos de siete la tranquilidad aumenta y estamos contentos», dijo antes de recordar que «otros años estuvimos ahí durante varias jornadas en puestos de promoción y al final se acabó cayendo. Espero que este año sea al revés».

El mandatario azul aseguró que ve al equipo «muy unido a la afición» y confía en lograr el objetivo. Sobre la posibilidad de llegar al ascenso directo, dijo que «queda mucho, pero ojalá. No está tan lejos». En lo que más insistió es en «tener calma» y recordó que se mantuvo al entrenador en momentos complicados porque «el equipo está con Anquela y creo que eso es lo más importante». También hizo hincapié en la importancia de que se vayan recuperando jugadores para el final de la competición.